Explosiones sacuden a base aérea rusa en Crimea

El humo se eleva después de que se escucharon explosiones desde la dirección de una base aérea militar rusa cerca de Novofedorivka, Crimea, el 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Funcionarios rusos dicen que la munición detonó y las explosiones desencadenan promesas ucranianas de liberar la península.


Las explosiones en una base de la Fuerza Aérea rusa en Crimea provocaron la evacuación de los residentes locales, mientras los funcionarios ucranianos prometieron liberar la península, aunque Kiev no se hizo responsable de las explosiones.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que las explosiones, que se produjeron cuando Ucrania presiona con una contraofensiva destinada a liberar el sur del país del control ruso, fueron causadas por la explosión de municiones de la Fuerza Aérea y que no hubo bombardeos de ningún tipo dirigidos a la base. Las aeronaves estacionadas allí no sufrieron daños y no hubo heridos, dijo el ministerio.

Las explosiones acercan la guerra de casi seis meses a los rusos, que en gran medida han experimentado la guerra como una intervención en territorio ucraniano. Una abrumadora mayoría de rusos apoyó la toma de la península por parte del país en 2014, y se convirtió en un popular destino turístico.

Vista del humo desde la playa de Saky después de que se escucharon explosiones desde la dirección de una base aérea militar rusa cerca de Novofedorivka, Crimea, el 9 de agosto de 2022. Foto: AP

Los ucranianos recibieron las explosiones, independientemente de su causa, como una señal de que Crimea, que Kiev quiere recuperar, estaba en juego después de ocho años en los que poco pudieron hacer por su pérdida.

“Esta guerra rusa contra Ucrania y contra toda la Europa libre comenzó con Crimea y debe terminar con Crimea, su liberación”, dijo el Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en su discurso del martes por la noche.

Las explosiones ocurrieron poco después de las 3 p.m. en la base Novofedorivka de la Fuerza Aérea, en la costa del Mar Negro, que limita con un popular centro turístico, dijo el ministerio.

Se escucharon explosiones en el área durante aproximadamente una hora el martes por la tarde, señalaron testigos a los medios estatales rusos.

Las imágenes que circularon en las redes sociales parecían mostrar explosiones seguidas de gruesas columnas de humo que salían del sitio, que también incluye depósitos de municiones y combustible de lo que es una de las instalaciones militares rusas más grandes de la región. Rusia anexó ilegalmente la península de Crimea, el hogar durante mucho tiempo de su flota del Mar Negro, en 2014, cuando también fomentó un movimiento de separatistas prorrusos en el este de Ucrania. La ubicación, durante mucho tiempo una fuente de poder ruso, permite a Moscú controlar gran parte del Mar Negro y acceder a la costa ucraniana.

Decenas de servicios de emergencia fueron enviados al área afectada, que estaba siendo evacuada, contaron funcionarios rusos a las agencias de noticias estatales Tass y RIA.

Un civil murió debido a una emergencia cerca de la aldea de Novofedorivka, en el distrito Saksky de Crimea, dijo en las redes sociales Sergei Aksenov, el jefe de Crimea respaldado por Rusia. “Expreso mis más sinceras condolencias a la familia y amigos. Se brindará toda la asistencia necesaria”, señaló.

Personas son evacuadas después de las explosiones en una base aérea militar rusa, en Novofedorivka, Crimea, el 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Las autoridades sanitarias de Crimea dijeron que nueve personas resultaron heridas por las explosiones, según Tass y RIA.

La asociación de operadores turísticos rusos dijo que no hubo víctimas entre los turistas.

No hubo indicios claros de que Ucrania estuviera detrás de las explosiones. No hubo comentarios inmediatos del gobierno ucraniano, aunque el legislador ucraniano Rustem Umerov y un enviado especial del Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, tuitearon poco después de la explosión que “Crimea es Ucrania. Lo desocuparemos pronto”.

Otro asesor presidencial ucraniano, Mykhailo Podolyak, dijo en Twitter que “el futuro de Crimea es ser una perla del Mar Negro, un parque nacional con una naturaleza única y un centro turístico mundial. No es una base militar para terroristas”.

En el pasado, Ucrania se negó a asumir la responsabilidad de los incendios en los depósitos de combustible y municiones en las regiones rusas a lo largo de su frontera y el hundimiento del crucero Moskva en el Mar Negro, incluso cuando algunos funcionarios insinuaron fuertemente su participación.

Las explosiones se produjeron cuando la contraofensiva de Ucrania en el sur comenzaba a desarrollarse y Zelensky enfatizó la importancia de la victoria total para Ucrania.

Moscú ha transferido fuerzas al sur de Ucrania en los últimos días para reforzar sus posiciones y contrarrestar una ofensiva que los funcionarios ucranianos dicen en privado que ya está en marcha, con ambas partes intercambiando golpes.

Personas junto a un edificio con las ventanas rotas como resultado de las explosiones en una base aérea militar rusa, en Novofedorivka, Crimea, el 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Yevhen Yevtushenko, jefe de la administración militar ucraniana en Nikopol, a lo largo del río Dnipro al sur de Zaporiyia, afirmó que Rusia bombardeó la ciudad el martes temprano. La ciudad estratégica de Mykolaiv sigue siendo la más afectada por los bombardeos rusos, y su administración militar dijo el martes que más de 9.000 instalaciones civiles habían sido destruidas o dañadas en la región desde el comienzo de la guerra.

Mientras tanto, Ucrania golpeó el crucial puente Antonivsky, en la región de Kherson, controlada por Rusia, frustrando los planes de Rusia de reabrirlo después de una serie de ataques. El comando de operaciones del sur de Ucrania informó que mató a dos docenas de soldados rusos y destruyó baterías antiaéreas, tanques y artillería.

La capacidad de Ucrania para atacar objetivos estratégicos con armas de precisión se está convirtiendo en un elemento cada vez más importante en la guerra. Ivan Fedorov, alcalde de Melitopol, en el sur de Ucrania, manifestó esta semana que las fuerzas ucranianas habían utilizado sistemas de cohetes Himars suministrados por Estados Unidos para atacar a las tropas y equipos rusos en las instalaciones industriales de la zona. El lunes, el subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Colin Kahl, dijo que Washington había enviado previamente misiles antirradar a Ucrania. Kiev ha informado recientemente de la destrucción de los sistemas de misiles antiaéreos rusos S-300 y Pantsir-S1 en el sur, lo que subraya su continua dependencia de la ayuda militar occidental en su lucha contra Moscú.

Personas descansan en una playa mientras el humo y las llamas se elevan después de las explosiones en una base aérea militar rusa, en Novofedorivka, Crimea, el 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Mientras tanto, Rusia ha cortado el flujo de petróleo crudo a través de un oleoducto a países de Europa Central y Oriental, lo que se suma a las presiones económicas que se acumulan a partir de la guerra. Transneft PJSC, el operador de oleoductos de propiedad del gobierno, dijo el martes que había dejado de bombear crudo a través del territorio ucraniano el 4 de agosto. La medida pone fin al suministro a través del ramal sur del oleoducto Druzhba que transporta petróleo a Eslovaquia, Hungría y la República Checa, todos altamente dependientes del petróleo y el gas natural rusos antes de la guerra, y entre las economías más expuestas ahora que Moscú está estrangulando los suministros.

También aumenta la preocupación por la seguridad de la planta nuclear más grande de Europa.

El regulador nuclear de Ucrania, Energoatom, culpó el lunes a Rusia de bombardear las líneas eléctricas para separar la planta de Zaporiyia de la red eléctrica ucraniana e incitar a las fuerzas ucranianas cercanas a los ataques. Dijo que el personal de la planta se vio obligado a cerrar uno de sus seis reactores durante el fin de semana después de un ataque que cortó una línea eléctrica de alto voltaje, dañó tres monitores de radiación y destrozó 800 metros cuadrados de superficies de ventanas.

Ida Svystunova, de 89 años, observa la habitación dañada contigua a su departamento por un ataque con cohetes en Sloviansk, región de Donetsk, en este de Ucrania, el 7 de agosto de 2022. Foto: AP

No ha habido daños en los reactores ni liberación radiológica, pero las dos partes están intercambiando acusaciones sobre quién es el responsable, y el Kremlin culpa a Ucrania por bombardear la planta de 5,7 gigavatios. El personal de la planta y los funcionarios y diplomáticos ucranianos que siguieron el caso dijeron que Rusia parece estar tratando de desconectar la planta de la red eléctrica nacional de Ucrania con el objetivo de volver a conectarla a la de Rusia.

La planta de Zaporiyia ha sido controlada por los rusos desde los primeros días de la guerra y ahora ha sido fuertemente fortificada, pero el personal ucraniano todavía la está operando. El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió el lunes que los inspectores nucleares internacionales tengan acceso al sitio para evaluar su seguridad.

Mientras tanto, las fuerzas del orden ucranianas anunciaron que habían frustrado un complot ruso para asesinar al ministro de Defensa y al jefe de inteligencia militar ucranianos, arrestando a dos hombres en el oeste de Ucrania a quienes, dijo, los encargados rusos les habían prometido 100.000 dólares o más por cada operación.

Tropas rusas vigilan la entrada de la Estación Hidroeléctrica Kakhovka en el río Dnieper, en la región de Kherson, al sur de Ucrania. Foto: AP

Rusia lanzó el martes un satélite de vigilancia que produjo para Irán, semanas después de que el Presidente ruso, Vladimir Putin, y el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, acordaran formar un frente unido contra Occidente.

Algunos funcionarios occidentales expresaron su preocupación de que el Kremlin pudiera utilizar el satélite para mejorar su monitoreo de Ucrania, pero el gobierno de Irán lo negó a través de la agencia de noticias estatal IRNA.

El satélite Khayyám fue puesto en órbita con éxito por un cohete Soyuz lanzado desde el cosmódromo ruso de Baikonur en Kazajistán, según la agencia espacial rusa.

El satélite, que lleva el nombre de Omar Khayyám, un astrónomo y erudito persa del siglo XI, ya ha comenzado a transmitir datos a la agencia espacial de Irán, según IRNA.

Teherán dijo que el nuevo satélite se usaría con fines científicos, pero los funcionarios occidentales temen que pueda usarse para espiar objetivos dentro de Israel y en todo Medio Oriente.

Un cohete propulsor Soyuz-2.1b con el satélite iraní "Khayyám" despega de la plataforma de lanzamiento en el cosmódromo de Baikonur, Kazajistán, el 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

En EE.UU., el Presidente Biden firmó el martes una medida que otorga la aprobación de EE.UU. para agregar a Finlandia y Suecia como miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. El Senado a principios de este mes aprobó abrumadoramente una resolución que respalda la medida.

“En un momento en que la Rusia de Putin ha hecho añicos la paz y la seguridad en Europa, cuando los autócratas desafían los cimientos mismos de un orden basado en reglas, la fuerza de la alianza transatlántica y el compromiso de Estados Unidos con la OTAN es más importante que nunca”, afirmó Biden en la Casa Blanca.

Finlandia y Suecia solicitaron formalmente la membresía de la OTAN en mayo, rompiendo con una doctrina de defensa de décadas bajo la cual buscaban asociaciones políticas y de seguridad con otras naciones occidentales mientras se mantenían al margen de alianzas militares formales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.