Human Rights Watch alerta sobre “demagogia” de Presidentes de Brasil y México

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los más criticados en el informe. Foto: Reuters

En su reporte anual, la organización dijo que 2020 fue uno de los peores años para los DD.HH. En el caso de Chile, critica el “uso excesivo de la fuerza” por parte de Carabineros en las protestas y estima que es necesaria una reforma policial.




“El año pasado fue probablemente uno de los peores años para los derechos humanos en las últimas tres décadas”. Así de tajante fue José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW) al describir la situación de Latinoamérica en cuanto a la vulneración de derechos fundamentales. El director se refirió específicamente a la región en el marco del lanzamiento del 31º reporte anual de la organización.

México y Brasil son de los países que más preocupan a HRW en la región, además de los casos de Cuba y Venezuela.

Durante el 2020 ha habido una ausencia de liderazgo por la causa de los derechos humanos notorio porque los dos gigantes de Latinoamérica, los países más poblados, de mayor peso y que ejercen una enorme influencia están liderados por mandatarios populistas y demagogos.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW

Si bien el gobierno de México -liderado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y Brasil -con Jair Bolsonaro a la cabeza- son ideológicamente opuestos, “en ambos casos hay un desprecio profundo por los valores democráticos, los derechos humanos, las libertades públicas y el estado de derecho”, señaló.

México

El reporte afirma que durante el mandato de AMLO, miembros de las fuerzas de seguridad han continuado ejerciendo violaciones a los DD.HH., que incluyen casos de tortura, desapariciones forzadas y abusos contra migrantes.

Vivanco dijo que durante el mandato de AMLO se han asesinado a 23 periodistas. “La libertad de prensa y de información ha sufrido grandes mermas, especialmente por parte de aquellos mandatarios que gobiernan como caudillos, como AMLO en México y Bolsonaro en Brasil”, denunció Vivanco.

AMLO, Presidente de México.

El reporte asegura que el gobierno no ha brindado la protección adecuada a las 66.000 personas que buscan asilo en Estados Unidos. “Muchos se han refugiado en campamentos improvisados o refugios abarrotados a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos”.

Brasil

El reporte afirma que Bolsonaro “trató de sabotear las medidas de salud públicas destinadas a frenar la propagación del covid-19, pero la Corte Suprema, el Congreso y los gobernadores mantuvieron políticas para proteger a los brasileños”.

El Presidente brasileño se ha mostrado abiertamente contrario a legislaciones relacionadas a temas medioambientales y minorías sexuales. Por esto, en el país ha reinado un clima de hostilidad hacia quienes defienden esas causas.

Con respecto a la seguridad, el informe dicta que “en 2019, la policía mató a 6.357 personas, una de las tasas más altas de homicidios en el mundo”. En la primera mitad del 2020 esta cifra aumentó en un 6%.

Chile

El informe dice que entre los desafíos que debe enfrentar el país están las condiciones carcelarias y la protección de los derechos de las mujeres, de los pueblos indígenas y de las minorías sexuales.

HRW criticó el “uso excesivo de la fuerza” por parte de Carabineros durante las protestas y además la manera en que se investigan los supuestos abusos cometidos por la policía, pues muchas veces los informes son realizados por carabineros a los que se les asigna temporalmente esta misión.

“Esas investigaciones internas no cuentan con la debida autonomía e independencia que les permita hacer investigaciones serias y rigurosas porque están limitados por la probabilidad cierta de que mañana, cuando regresen a sus tareas normales como policías, se topen con aquellos superiores jerárquicos que estaban investigando”, afirma Vivanco. Además, HRW consideró que se hace necesaria una reforma policial.

Colombia

HRW afirma que la impunidad a los abusos del pasado, la limitación de derechos reproductivos, la pobreza extrema y el aislamiento de comunidades indígenas son parte de los principales problemas de derechos humanos existentes en Colombia.

Además, el gobierno no ha sido capaz de tomar las medidas necesarias para proteger a la población amenazada por guerrilleros y paramilitares.

Nicaragua

El gobierno de Daniel Ortega es calificado por HRW como una dictadura.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.