Huneeus acepta declararse culpable tras escándalo por caso de fraude en admisión universitaria en EE.UU.

Agustin Huneeus Jr

Agustín Huneeus en el juzgado federal de Boston luego de su audiencia del viernes.

El empresario vitivinícola enfrenta una setencia máxima de 20 años en prisión, una multa de US$ 250.000 y tres años de libertad vigilada. Aún no hay fecha para la audiencia en la que Agustín Huneeus se declarará culpable.




El empresario vitivinícola Agustín Huneeus aceptó declararse culpable en el escándalo por sobornos en el sistema de ingreso universitario en Estados Unidos, dijeron a La Tercera fuentes de la fiscalía en Boston. Huneeus está acusado del pago de US$ 300 mil para para adulterar la prueba S.A.T con el objetivo de que su hija entre a la Universidad del Sur de California, así como sobornar a los encargados de deportes y presentar a su hija como jugadora de waterpolo, en circunstancia de que no lo era.

Huneeus, de acuerdo con estas mismas fuentes, se declararía culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude en el sistema de ingreso universitario. La sentencia máxima es de 20 años en prisión, una multa de US$ 250.000 y tres años de libertad vigilada.

Si bien aún no hay fecha para la audiencia en la que el empresario se declarará culpable, esta se realizaría antes del 30 de abril. Esto ocurre después de la primera audiencia el pasado 29 de marzo y luego de pagar una fianza de US$ 1 millón. Durante esa cita judicial en Boston, el acusado renunció a su derecho a una audiencia preliminar, una instancia en la que el fiscal debe demostrar que existen pruebas suficientes para acusar a Huneeus. Además, la jueza revisó las condiciones de liberación del acusado y las consecuencias si éste viola dichas medidas.

Huneeus acordó declararse culpable junto a otros 13 padres involucrados en el mismo escándalo. La participación del empresario chileno consta en los registros de las conversaciones que fueron grabadas por el FBI y publicadas en The New York Times.

En las conversaciones que aparecen en los registros del FBI, Huneeus pregunta por las posibilidades de que los descubran -y le dicen que no-, y luego, cuando le cuentan que la policía está investigando, señala que él dirá que donó 50 mil dólares a la fundación por su consideración con los niños que no tienen fácil acceso a la universidad. Huneeus, de 53 años, es dueño una compañía productora de vinos radicada en Napa Valley, California, donde él vive desde hace décadas.

Comenta