Incertidumbre sobre segunda vuelta polariza a Bolivia

Supporters-of-Bolivian-presidential-candidate-Mesa-protest-in-La-Paz-(47105493)

Una manifestante partidaria de Carlos Mesa protesta en La Paz, el lunes.

En medio de un confuso conteo de votos, grupos cercanos a Evo Morales y a Carlos Mesa llamaron a manifestarse.




Las denuncias sobre irregularidades en los resultados que dio la Transmisión Rápida y Segura de Actas de Resultados Preliminares de Actas en Recinto (TREP), una suerte de conteo rápido oficial, sobre las elecciones del domingo no solo han sembrado una alta incertidumbre y violentos disturbios, sino que tanto los seguidores de Evo Morales como de Carlos Mesa convocaron protestas para hoy.

La crisis se desató cuando se dieron a conocer los resultados del conteo rápido de votos TREP, dependiente del Tribunal Supremo Electoral, que el domingo se había interrumpido y que dio por ganador a Evo en primera vuelta. Esto porque el candidato del MAS obtenía un 46,85%, mientras que el expresidente lograba un 36,74%. La ley electoral da la victoria al candidato que consiga el 50%, o un 40% con una diferencia de 10 puntos sobre el segundo. Es por eso que el mandatario se declaró ganador en primera vuelta, desatando protestas en nueve departamentos.

Lo que tenía que ser un sistema rápido de conteo de votos, solo se ha creado caos y confusión. Porque anoche, con el 99,98% de las actas, Evo tenía un 46,4%, mientras que Mesa llegaba al 37,07%. Es decir solo los separaba 9,33 puntos de diferencia, por lo que se enfrentarían en segunda vuelta el 15 de diciembre. A su vez, el conteo oficial aún no terminaba.

En medio de este panorama, organismos como la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA), que enviaron misiones de observación para acompañar los comicios en Bolivia, han expresado dudas y preocupación por la interrupción del conteo preliminar el domingo y pidieron a las autoridades bolivianas garantizar la transparencia del recuento. Es más, el Consejo Permanente del organismo se reunirá hoy en una sesión extraordinaria para "considerar la situación en Bolivia".

Incidentes y amenazas

La noche del lunes se produjeron incidentes en La Paz, Sucre, Cochabamba, Tarija, Oruro, Potosí y otras ciudades.

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia de Bolivia, contrario a la reelección de Evo Morales, convocó a la "resistencia democrática frente a las acciones de fraude electoral en marcha", según dijo uno de sus voceros, el exdefensor del Pueblo Rolando Villena. La entidad llamó a una huelga nacional a partir de hoy, que según Villena solo se suspendería "con la declaratoria oficial de la autoridad electoral de la segunda vuelta y si no es de esa manera, con la anulación de las elecciones".

Los sindicatos de obreros y campesinos afines al gobierno y agrupados en la Coordinadora Nacional por el Cambio, se declararon en "estado de emergencia y movilización nacional". Así, anunciaron que marcharán en La Paz tras reunirse con el mandatario.

En un comunicado leído a los medios por uno de sus dirigentes, la Conalcam dio por ganador en primera vuelta a Morales y consideró que "frente a este triunfo la derecha está intentando realizar un golpe antidemocrático" con acciones violentas.

Tan polarizada es la situación en Bolivia que, según la agencia Reuters, el vicepresidente de la Junta Electoral, Antonio Costas, presentó su renuncia debido a la interrupción del conteo preliminar (o rápido). A su vez, la presidenta del órgano electoral María Eugenia Choque, dijo que los miembros de este organismo temen por su integridad, ante la violencia desatada por las denuncias de un supuesto intento de fraude.

Evo Morales, electo por primera vez en 2005, aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, cuando el país celebrará el bicentenario de su independencia, en una candidatura considerada ilegal por sus detractores, por incumplir el límite constitucional de dos mandatos consecutivos y el resultado de un referéndum que en 2016 rechazó la reelección.

Comenta