Legislativas en EE.UU. movilizan a jóvenes y registran alta participación

Imagen 612913-01-08

Electores emiten su voto en una galería en un centro comercial en Henderson, Nevada.

El voto por anticipado alcanzó 38,4 millones, mientras que en 2014 fueron 27 millones. En la jornada electoral de hoy se registraron largas filas y se estimaba que la participación llegaría a un 45%, un porcentaje histórico.


"Las elecciones de medio mandato solían ser aburridas, ¿cierto? ¿Se acuerdan cómo eran? Ahora son emocionantes". Con esas palabras el Presidente Donald Trump se refirió en un acto de campaña el lunes en Cleveland, Ohio, sobre lo crucial en que se transformaron los comicios legislativos que tenían lugar hoy en el país y que se esperaba tuvieran un récord de participación. Esto último, basado en los datos del sufragio anticipado.

En la jornada electoral se renovaba la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes, que desde 2010 se encuentra en manos de los republicanos. Se esperaba que los demócratas tomaran el control de esta cámara. En el Senado, que cuenta con 100 bancas, se disputaban sólo 35 escaños.

Para los analistas era muy probable que se registrara una alta participación. Esto, considerando la cantidad de personas que emitió su voto anticipadamente, cuyo número se disparó en comparación a las últimas elecciones legislativas de 2014. Según NBC, 38,4 millones emitieron su voto de forma adelantada, muy por encima de los 27 millones de hace cuatro años, lo que daba luces de la participación que podría registrarse hoy, la que se encaminaba a ser histórica, con un 45%.

Voto joven

The Associated Press explicó que usualmente las elecciones legislativas tienen una participación por debajo del 40%, una cifra mucho menor que en las presidenciales, donde alcanza cerca del 60%.

Según el diario USA Today, una de las razones por las que se ha registrado esta alta votación anticipada es porque "finalmente los jóvenes fueron a votar".

El periódico señala que durante décadas los votantes mayores dominaron la tasa electoral para los comicios legislativos. Sin embargo, la votación anticipada entre los jóvenes (18 a 29 años) aumentó dramáticamente -en comparación a 2014- en varios estados donde se producen disputas muy reñidas, como en Arizona, Florida, Georgia, Illinois, Nevada y Texas.

En este sentido, la cadena CNN reportó que el 16% del electorado votaba por primera vez.

Una muestra de la alta participación esperada fueron las extensas filas que se reportaron en los centros electorales, algo que llamó la atención de los analistas. Por ejemplo, el experto en participación de la Universidad de Florida, Michael McDonald, señaló en su cuenta de Twitter que en Kentucky un colegio electoral se quedó sin votos. "¡Los funcionarios electorales debieron haber previsto que la participación sería alta!", reclamó.

Morgan Marietta, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Massachusetts Lowell, dijo a La Tercera que "es probable que la participación sea muy alta, tanto en favor de los republicanos como de los demócratas. Para los encuestadores es más fácil saber qué candidato es favorecido por el voto de los ciudadanos, que quiénes van a ir a votar. Esa es la gran pregunta de esta elección".

De acuerdo con NBC, que realizó un conteo por estado, el lugar que registró más votos anticipados fue Texas, históricamente republicano, donde 5,8 millones de personas optaron por depositar su papeleta antes de que se abrieran las urnas.

Este dato contrasta con las cifras registradas en dicho estado hace cuatro años, cuando cuatro días antes de los comicios habían votado en forma adelantada 1,7 millones de personas, mientras que finalmente optaron por esta opción un total de 2,3 millones de ciudadanos.

Sin embargo, en el estado de Massachusetts el contraste fue aún mayor. Hace cuatro años apenas votaron de manera anticipada 16.186, mientras que ahora este número aumentó a 242.617.

Estos comicios son considerados una suerte de referendo sobre la gestión de Trump, la primera prueba a su desempeño en la mitad de un mandato marcado por las polémicas. De hecho, el mismo mandatario republicano lo reconoció así en un acto de campaña: "De cierta forma estoy en la papeleta", sostuvo.

Un sondeo de CNN reveló que un 39% de quienes votaron para la Cámara Baja lo hicieron para manifestarse en oposición a Trump.

Según el Centro para una Política Reactiva, una fundación sin fines de lucro que estudia el uso que se le da al dinero en la política, estas elecciones serían las más caras de la historia, con un gasto de US$ 5.200 millones, una cifra que excede a los US$ 3.800 millones de los comicios legislativos de 2014, año en que los republicanos conquistaron ambas cámaras del Congreso.

Comenta