Luis Florido, diputado de la Asamblea Nacional venezolana: "Chile va a tener mucho que ver con el cambio político en Venezuela"

Luis Florido, diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela,

Luis Florido, diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, en Santiago. Foto: Richard Ulloa

En entrevista con La Tercera en su paso por Santiago, el parlamentario del opositor partido Voluntad Popular aseguró que de realizarse los comicios del 20 de mayo "se va a agravar más la crisis migratoria".




Pese a tener el pasaporte anulado y registrar prohibición de salida del país, se las arregla para cruzar la frontera a pie. Se trata del diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela y presidente de la Comisión de Política Exterior, Luis Florido, quien emprendió una gira para ejercer mayor presión para un espacio de "elecciones libres", de cara a las convocadas por Nicolás Maduro el próximo 20 de mayo.

En conversación con La Tercera, el parlamentario de Voluntad Popular -el mismo partido del líder opositor venezolano que cumple más de cuatro años preso, Leopoldo López- cuenta que llegó Santiago para conseguir mayores garantías para sus compatriotas, que producto de la aguda crisis social, política y económica decidieron unirse al éxodo masivo. Actualmente, Chile ocupa el tercer lugar entre los países donde más migran los venezolanos, cuya llegada tuvo un aumento de 1.000% en tres años. "Va a seguir empeorando, porque tenemos un gobierno sin plan y sin propuestas", aseguró.

¿Cómo se enmarca su paso por Chile?

Estamos impulsando la posibilidad de que se le permita a los venezolanos el uso de pasaportes vencidos o, por lo menos, prorrogarlos en el marco del Grupo de Lima hasta el año 2019-2020, es decir, una especie de extensión por decisión soberana de los países agrupados y esto también podría impulsar a que la Unión Europea decidiera lo mismo.

¿Ha visto un efecto real y concreto en cuanto a las resoluciones del Grupo de Lima?

El Grupo de Lima ha sido muy útil y cada resolución es más fuerte que la otra. Esperamos que para la reunión de México, el 14 de mayo, se apruebe lo que le comentaba de los pasaportes, que es una medida migratoria que nos ayuda a los venezolanos. También ha sido una gran iniciativa, especialmente cuando se agotó la OEA como ente para resolver el conflicto. Se ha generado una presión internacional muy importante, que tiene que continuar y profundizarse.

¿Se ha enterado de la situación de los venezolanos que actualmente viven en Chile?

Sí, hemos tenido varios encuentros. Fuimos a un refugio ubicado en Puente Alto que lo hizo un pastor evangélico para ayudar a los venezolanos. Me he reunido con miembros de la sociedad civil, representantes de partidos políticos y venezolanos. No todos se encuentran viviendo en las mejores condiciones, pero muchos tienen trabajo y están felices porque comen tres veces al día. Sin embargo, si se realizan las elecciones en Venezuela eso va a agravar más la crisis migratoria, porque la parte del incentivo de la gente para irse del país es la falta de esperanza.

Hace unos días el gobierno de Sebastián Piñera implantó una visa de responsabilidad democrática. ¿Cómo la ve?

La evaluación sobre este proceso que busca darle orden a todo el tema migratorio tiene que venir con el tiempo. Todos esos mecanismos ayudan. Sin embargo, también son perfectibles. Un monto de US$ 90 para alguien que está en Chile puede ser perfectamente accesible, pero para un venezolano eso equivale a 45 meses de salario. Igualmente siento que hay intención de ayudar a los venezolanos.

¿Cómo califica el rol de Chile a lo largo de la crisis?

Chile ha estado muy presente, incluso en el proceso de negociación y lo elegimos nosotros sabiendo el rol que tenía la Presidenta Michelle Bachelet y el que iba a tener el Presidente Sebastián Piñera. Eso es una señal de confianza a sus instituciones y lo que representa la diplomacia chilena. Chile va a tener que ver mucho con el cambio político en Venezuela, porque la presión tiene que ser mano de hierro y guante de seda.

Igualmente pese a las presiones, todo pareciera indicar que los comicios serán en mayo. ¿Se prepara la oposición para esto?

Se retoma la calle en Venezuela, hay una decisión de aumentar la presión, porque este gobierno solo atiende y responde por presión. El 27 de abril se retoma la calle de forma organizada en el país, eso va a permitir que la presión no solamente sea foránea sino que también interna. El mismo 20 de mayo también está prevista una protesta internacional.

Para muchos la oposición venezolana no ha sabido ser una fuerza común en la lucha contra Maduro. ¿Existe alguna autocrítica?

Claro que se han cometido errores, ha habido dificultades, pero en los momentos importantes la oposición se pone de acuerdo. Se acaba de aprobar el antejuicio de mérito contra Maduro con 105 de los 109 diputados, eso habla de que aún seguimos trabajando juntos a pesar de las diferencias. También organizamos el Frente Amplio Venezuela Libre, que reúne a todos los sectores y que pretende ser la casa donde todos participemos para recuperar la democracia y la libertad

¿Pero ese era el mismo objetivo de la MUD?

Sí, pero la MUD era una instancia básicamente de partidos políticos. Ahora participan distintos sectores del país y eso le da mayor fuerza.

Comenta