México cierra 2021 con más de 33.000 asesinatos

El estado de Zacatecas es uno de los más afectados por las bandas criminales. Foto: Reuters/Archivo

La mayoría de los homicidios son atribuidos a organizaciones dedicadas a múltiples delitos como narcotráfico, contrabando de armas, secuestro, extorsión, tráfico de migrantes y robo de combustible. El número de delitos del año pasado -33.308- mostró una pequeña mejoría respecto a los 34.554 crímenes constatados en 2020.




México cerró 2021 con un total de 33.308 asesinatos, sumando dos años consecutivos de una ligera baja en los niveles de violencia que, sin embargo, analistas consideran insuficiente y atribuyen a factores externos y no a una efectiva política de seguridad.

Comparado con 2020, el número de asesinatos se redujo 3,6%, según cifras oficiales divulgadas este jueves.

El dato de 2021 mostró una pequeña mejoría respecto a los 34.554 homicidios constatados en 2020.

En 2019 hubo un récord con 34.690 víctimas de homicidio doloso, el mayor número desde que comenzó este registro en 1997. En 2020, los asesinatos se redujeron un marginal 0,4%.

Los estados que concentraron más del 50% de esas cifras fueron Guanajuato y el Estado de México, Baja California y Chihuahua, además de Jalisco y Michoacán, informó la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez.

“En relación con el homicidio doloso, ya con las cifras, tenemos una tendencia a la baja”, dijo Rodríguez en conferencia de prensa. La funcionaria agregó que desde el inicio de la administración del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador ha habido una reducción de 4% en los homicidios dolosos.

Insuficiente

Francisco Rivas, de la ONG Observatorio Nacional Ciudadano, dijo a la AFP que estos dos años de baja son relativos toda vez que se están comparando con el periodo más violento del que se tiene registro en México.

Y a ello, añade, se debe sumar que desde 2018, cuando inició el gobierno de López Obrador, la cifra de desaparecidos ha subido a niveles históricos con más de 10.000 nuevos casos contra unos 40.000 que se contabilizaban en 60 años.

“No podemos hablar de menores niveles de violencia cuando tenemos más de 50.000 desaparecidos con la probabilidad de que muchos de ellos hayan perdido la vida y estén en una fosa clandestina”, dijo.

A su juicio, el menor número de asesinatos responde más a factores exógenos, como el aislamiento social por la pandemia de Covid-19, que a una estrategia de seguridad.

“López Obrador recibió un desastre en materia de seguridad, pero su estrategia la ha empeorado, la realidad es que México se encuentra en uno de los peores momentos en niveles de violencia”, dijo Rivas.

La ola de violencia vinculada al crimen organizado en México inició a finales de 2006, cuando el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón ordenó un polémico operativo antidrogas, con activa participación de efectivos militares.

Desde entonces, el país suma más de 340.000 asesinatos, atribuidos en su mayoría a organizaciones dedicadas a múltiples delitos como narcotráfico, contrabando de armas, secuestro, extorsión, tráfico de migrantes y robo de combustible, conocido como “huachicol”.

Otros delitos al alza

La secretaria de Seguridad Pública dijo este jueves que algunos de esos delitos han ido al alza.

“El robo a transeúntes, robo en transporte público individual, extorsión y violación son delitos que han ido al alza y donde necesitamos mejorar el trabajo y los resultados”, dijo.

López Obrador llegó a la presidencia prometiendo pacificar al país. Su mayor apuesta fue la creación de la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad principalmente compuesto por militares, y la entrega de apoyos sociales para atacar lo que él llama “las causas de la violencia”.

Desde la oposición, el mandatario había sido crítico de la estrategia militar contra los cárteles de la droga, aunque ya en la presidencia ha multiplicado la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad.

Pese a ese despliegue, en varias partes del país son cotidianas las escenas de violencia, como en el estado Zacatecas, donde a fines del año pasado fueron hallados varios cuerpos colgados, o diversos ataques armados en Michoacán.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.