Morales califica como "genocidio" crisis en Bolivia y llama a un "diálogo que permita pacificar" el país

evo morales

Foto: AFP

El exmandatario paceño habló desde Ciudad de México sobre los últimos acontecimientos en el país sudamericano e insistió en que busca volver al país.




El expresidente de Bolivia, Evo Morales, hizo un llamado este miércoles a comenzar un proceso de "diálogo que permita pacificar Bolivia" y reiteró su llamado a la policía y los miembros de las Fuerzas Armadas a respetar los derechos humanos. 

Morales también aseguró que espera volver a su país porque "no soy corrupto y no tengo porque estar fuera de Bolivia".

"En Bolivia después del golpe de Estado tenemos cerca de 30 muertos, esta masacre es parte de un genocidio que ocurre en nuestra querida Bolivia", dijo el líder indígena en una conferencia de prensa en Ciudad de México. "Están matando a mis hermanos y hermanas".

Las declaraciones se dan, luego de que hiciera una llamado Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas denuncien y frenen la "masacre de hermanos indígenas", partidarios del exmandatario, que protestan contra el gobierno interino del país sudamericano.

Por otro lado, exmandatario volvió a criticar al gobierno interino de Áñez y aseguró que mientras ella siga en el poder se perderán todos los avances relacionados con "proyectos y programas sociales".

Tras la renuncia y posterior asilo de Morales en México, el mando en Bolivia fue asumido por la senadora opositora, quien se proclamó presidenta interina, incumpliendo los procedimientos que establece la constitución boliviana.

Los disturbios en Bolivia han arreciado desde entonces y dejan ya 27 muertos, según datos de autoridades recopilados por la AFP, aunque Morales sostiene que ya son 30 víctimas. 

"La dictadura de Áñez, (el líder opositor Luis Fernando) Camacho y (el excandidato presidencial Carlos) Mesa ya ha provocado 30 muertes y decenas de heridos con represión de la Policía y FF.AA.", escribió el líder indígena en su cuenta de Twitter.

"Hago un llamado a la CIDH y a la ONU a denunciar y frenar esta masacre de hermanos indígenas que piden paz, democracia y respeto a la vida en las calles", agregó.

En tanto, el gobierno interino de Bolivia estará este miércoles bajo la lupa de la OEA, que discutirá en Washington una resolución apremiándole a convocar elecciones para superar la crisis que provocó la salida de Morales.

El presunto video de Morales

En medio del clima de incertidumbre en Bolivia, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo,  quien dio a conocer un video donde supuestamente el expresidente boliviano conversa por teléfono con un líder sindicalista sobre cómo deben actuar y bloquear los principales accesos de la ciudad.

En la pieza audiovisual se ve a un sujeto- al que no se le ve la cara identificado como Faustino Yucra, quien habla por el altavoz de su teléfono móvil con el que sería el exmandatario quien le dice, "hermano que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad", dice la voz. 

"Son las mismas (ciudades) de cuando me han expulsado del Congreso el 2002, tal vez ocupé el mismo terreno, lo mínimo Cochabamba y La Paz bloquearon y ahora me expulsan de Bolivia y hay bloqueo. ¿Hasta ganar hermano ya?", agrega. 

El video fue mostrado en una conferencia de prensa asegurando que es Morales quien ha hecho llamados a no bloquear los accesos a las principales carreteras y desabastecer las ciudades.

Comenta