"La policía en Chile está cegando a los manifestantes": El reportaje audiovisual del New York Times sobre los heridos tras el estallido social

marcha

"Se supone que Chile es una de las democracias más estables de latinoamérica luego de que la dictadura del país terminara en 1990", señalan en el reportaje. "Pero estas represiones brutales sugieren que las tácticas de seguridad no han cambiado mucho".




El día de hoy mediante un reportaje audiovisual

,

el medio New York Times dio a conocer la "epidemia" que vive Chile tras los cientos de personas que han sufrido traumas oculares producto de perdigones disparados por Carabineros en las protestas que se han desarrollado en nuestro país en el último mes por la crisis social que se vive.

"Nuestro corresponsal se adentra en la unidad de trauma ocular en Chile, la cual está respondiendo a una epidemia de manifestantes  que han recibido disparados en los ojos por armas de perdigones de la policía", indica el medio estadounidense.

En el reportaje, el corresponsal entrevista a víctimas que han sufrido pérdida ocular, y también en un momento intenta una entrevista con el ministro del Interior Gonzalo Blumel, quien le indica que no puede en ese momento. Su pedido para hablar con la autoridad finalmente "fue negada", según indica, al igual que su pedido oficial para hablar con Carabineros.

"Los manifestantes dicen que están hartos con el aumento de la desigualdad , la mayoría van pacíficamente, pero son reprimidos con fuerza y la situación rápidamente escala", señala el corresponsal del NYT.

"La policía ha disparado perdigones y balines. Estas son disparadas a corta distancia, golpeando a las personas en donde pueden hacer un mayor daño: en los ojos", denuncia.

"Se supone que Chile es una de las democracias más estables de latinoamérica. un modelo para el éxito, luego de que la dictadura del país terminara en 1990", señala el corresponsal mientras muestra imágenes de las protestas de las últimas semanas en Plaza Italia. "Pero éstas represiones brutales sugieren que las tácticas de seguridad no han cambiado mucho".

Comenta