“Muy amable con mi esposa” y “leyenda de las bromas y descarado hasta el final”: las disímiles despedidas de William y Harry al duque de Edimburgo

El duque de Sussex arribó esta mañana a Londres con motivo del funeral de su abuelo, el príncipe consorte Felipe, sin su esposa Meghan Markle, quien tiene un avanzado embarazo. William, tercero en la línea de sucesión al trono, por su parte destacó el trato que el nonagenario duque tuvo con Kate Middleton y sus hijos, bisnietos de la reina.


El pasado viernes 9 de abril, el Palacio de Buckingham anunció al mundo que el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, falleció a los 99 años en el castillo de Windsor.

Es con profundo pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo”, indicó la familia real por medio de un comunicado.

Mandatarios y figuras internacionales rindieron tributo al príncipe consorte, cuyo funeral consistirá en una ceremonia privada a realizarse este sábado 17 de abril.

Esta mañana se informó que Harry, nieto de Felipe y duque de Sussex tras renunciar a su título de príncipe para llevar una vida independiente de la realeza británica junto a su esposa, la actriz Meghan Markle; arribó a Londres con motivo del funeral de su abuelo.

Sin la compañía de Meghan, debido a su avanzado embarazo que además es considerado de riesgo dado que sufrió un aborto espontáneo en 2020, Harry se reunió con su familia y dedicó unas palabras a quien acompañó a su abuela durante 73 años de matrimonio.

Mi abuelo era un hombre de servicio, honor y gran humor. Era auténticamente él mismo, con un ingenio muy agudo, y podía llamar la atención en cualquier habitación debido a su encanto, y también porque nunca se sabía lo que diría a continuación. Será recordado como el consorte reinante más antiguo del monarca, un militar condecorado, un príncipe y un duque”, comienza la carta del duque de Sussex.

“Pero para mí, como muchos de ustedes que han perdido a un ser querido o abuelo por el dolor del año pasado, él era mi abuelo: maestro de la barbacoa, leyenda de las bromas y descarado hasta el final. Él ha sido una roca para Su Majestad la Reina con una devoción sin igual, a su lado durante 73 años de matrimonio, y mientras yo podría continuar, sé que ahora mismo nos diría a todos, cerveza en mano, ‘Oh ¡sigue adelante!’ Entonces, en esa nota, abuelo, gracias por tu servicio, tu dedicación a la abuela y por ser siempre tú mismo”, continuó Harry en su escrito.

Lo extrañaremos profundamente, pero siempre lo recordará la nación y el mundo. Meghan, Archie y yo (así como su futura bisnieta) siempre tendremos un lugar especial para usted en nuestros corazones”, dijo el segundo hijo del príncipe Carlos y Lady Di.

William, tercero en la línea de sucesión al trono británico, en tanto, redactó una carta que enfatiza el trato del duque de Edimburgo hacia Kate Middleton y su hijos, es decir, los bisnietos de la reina Isabel II.

“El siglo de vida de mi abuelo se definió por el servicio: a su país y la Commonwealth, a su esposa y reina, y a nuestra familia. Me siento afortunado de no solo haber tenido su ejemplo para guiarme, sino también por su presencia perdurable en mi propia vida adulta, tanto en los buenos momentos como en los días más difíciles”, expresó William.

“Siempre estaré agradecido de que mi esposa haya tenido tantos años para conocer a mi abuelo y por la amabilidad que le mostró. ¡Nunca daré por sentados los recuerdos especiales que mis hijos siempre tendrán de su bisabuelo viniendo a recogerlos en su carruaje y viendo por sí mismos su contagioso sentido de la aventura, así como su travieso sentido del humor!”, añadió el príncipe.

“Mi abuelo fue un hombre extraordinario y parte de una generación extraordinaria. Katherine y yo continuaremos haciendo lo que él hubiera querido y apoyaremos a la Reina en los años venideros. Extrañaré a mi abuelo, pero sé que él querría que siguiéramos con el trabajo”, concluyó el duque de Cambridge.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.