Nadie se escapa de la pandemia: Líderes mundiales contagiados con Covid-19

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro tras confirmar que su test de Covid-19 dio positivo.

El último en integrarse a la lista de mandatarios y primeros ministros ha sido el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.




La pandemia ha dejado a millones de personas en cuarentena ante el temor de contraer el virus que tiene más de 11 millones de contagiados en el mundo y 543 mil fallecidos. A pesar de las estrictas medidas de seguridad que rodean a las autoridades mundiales, varios se han transformado en parte de las estadísticas globales tras dar positivo a Covid.19. Durante la jornada de hoy el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, se sumó a la lista, siendo el primer mandatario que da positivo en Sudamérica.

Ante esto, algunos políticos han decidido autoaislarse dada la proximidad con algunos infectados, pero en su mayoría mantienen estrictos protocolos y son monitoreados frecuentemente por profesionales médicos. Este fue el caso de la canciller alemana, Angela Merkel que después de estar en contacto con un médico infectado realizó una cuarentena de 14 días en Berlín.

En otros casos, el virus ha estado tan cerca de los gobernantes que enfermó Vicepresidentes, ministros y las primeras damas de España, Begoña Gómez; Canadá, Sophie Grégorie Trudeau; y de Ucrania, Olena Zelenska. Pero otros jefes de Estado y primeros ministros no han podido evitar la enfermedad.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido

Tras una cuestionada gestión de la pandemia en Reino Unido, el 27 de marzo, Boris Johnson fue la primera autoridad en el cargo en confirmar que era positivo al virus y comenzó una cuarentena en su casa donde continuó trabajando. En un video en Twitter, el líder sostuvo que durante las últimas 24 horas había tenido leves síntomas.

Sin embargo, el líder conservador, de 56 años, debió ser hospitalizado. En primera instancia Downing Street intentó poner paños fríos a la situación tras asegurar que la decisión fue por precaución, pero la condición de salud del político comenzó a empeorar y el 6 de abril fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde pasó tres noches.

Después de recibir un tratamiento con oxígeno en la UCI, Johnson fue dado de alta el 12 de abril para luego reincorporarse a sus labores.

Nuno Gomes, primer ministro de Guinea-Bissau

La máxima autoridad de esta nación de África occidental de 53 años, dio positivo al Covid-19 en abril junto a tres miembros del gabinete.

El ministro de Salud, António Deuna, confirmó ante la Televisión de Guinea-Bisáu (TGB) que el premier Nuno Gomes Nabiam, el ministro del Interior y otros dos jefes de cartera que fueron puestos en cuarentena en un hotel de la capital cuando el país tenía menos de 100 casos.

El gobierno no quiso profundizar en el estado de salud o la gravedad del contagio, pero tras 12 días de aislamiento el grupo de políticos abandonó el recinto sanitario.

Mijail Mishustin, primer ministro de Rusia

El jueves 30 de abril, el primer ministro ruso confirmó mediante una videoconferencia en conjunto con el mandatario Vladimir Putin que estaba contagiado con Covid-19. “Tengo que aislarme y seguir las instrucciones de los médicos. Es necesario para proteger a mis colegas”, aseguró Mishustin.

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin en un contacto con el primer ministro, Mijail Mishustin, quien dio positivo al Covid-19.

Ante esto, el viceprimer ministro, Andréi Belusov lo sustituyó, mientras duró su recuperación. Sin embargo, la autoridad rusa se aseguró de crear consciencia de la enfermedad a la población tras defender que debían tomar la enfermedad “tan serio como sea posible” y “con todas las restricciones necesarias”.

“Lo que le ha pasado a usted puede sucederle a cualquiera”, respondió Putin, que posicionó a Mishustin en el cargo después de la salida de todo el gabinete en enero.

Nikol Pashinyan, primer ministro de Armenia

El 1 de junio, el líder de Armenia, Nikol Pashinyan informó que él y su familia habían superado el Covid-19 tras dos pruebas negativas. En los días previos, Pashinyan había señalado que su esposa y cuatro hijos estaban contagiados y que el “utilizar la mascarilla era la forma más segura de detener la propagación del Covid-19″.

“Acabamos de recibir los resultados de varios testeos y todos los exámenes fueron negativos”, defendió Pashinyan, de 45 años en junio. El contagio se generó después de un mes en que el país levantó el estado de emergencia impuesto en marzo para frenar el avance del virus.

Juan Orlando Hernández, Presidente de Honduras

El 16 de junio, el mandatario de 51 años confirmó que dio positivo al examen de Covid-19 mediante una conferencia de prensa. Inicialmente, la autoridad señaló que solo había tenido “síntomas leves” lo que llevo a realizarse el testeo, por lo que continuo con sus labores por teletrabajo. El primer líder de América Latina en contraer el coronavirus.

El mandatario hondureño Juan Orlando Hernández se realiza un examen de Covid-19. Foto: Casa Presidencial de Honduras / AFP

La primera dama, Ana García, también se contagió, pero era “asintomática”. La Casa Presidencial en un comunicado señaló que Hernández “mantuvo en todo momento las medidas de prevención recomendadas por las autoridades sanitarias, sin embargo, por la naturaleza de su trabajo no fue posible permanecer en eailsamiento total, expuesto al riesgo de contagio”.

Sin embargo, a los días del anuncio Hernández debió ser internado en el Hospital militar por lo que debió recibir un tratamiento por neumonía, donde se reveló que tras un examen de rayos X había daño en los pulmones, pero que mantenía un “estado de salud general bueno”. La pareja presidencial anunció que estaban bajo el tratamiento MAÍZ, nombre dado por las siglas de los cuatro medicamentos usados en Honduras para combatir el virus: Microdacyn, Azitromicina, Ivermectina y Zinc.

El Presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, junto a su esposa Ana García en enero de 2018.

El jueves de la semana pasada, el mandatario fue dado de alta tras 17 días internado presentar una “franca mejoría en su estado general con una disminución en la sintomatología e importante descenso en sus marcadores inflamatorios”.

Comenta