Nicolás Zúñiga y Miranda, "el candidato perpetuo" que se presentó para presidente 9 veces en México

zuñiga y miranda

Nicolás Zúñiga y Miranda se presentó 9 veces como candidato presidencial en México y en todas esas oportunidades perdió.

Se enfrentó a las elecciones presidenciales por primera vez en 1896 contra el gobierno del general Porfirio Díaz. De las nueve veces que se presentó como candidato todas perdió y en todas esas ocasiones se hacía llamar el presidente legítimo de México.


En 1896 Nicolás Zúñiga y Miranda se presentó por primera vez a unas elecciones presidenciales, enfrentando al gobierno del general Porfirio Díaz quien se mantuvo en el poder por casi 30 años en México. Pero perdió.

Zúñiga y Miranda pasó a ser parte de la historia mexicana luego de que se hiciera conocido como "el candidato perpetuo". Se presentó como candidato presidencial nueve veces y en todas esas oportunidades perdió.

Nacido en una familia española acomodada en 1865, fue enviado a la capital a estudiar Jurisprudencia. Años más tarde se hizo conocido al asegurar que había inventado una máquina que predecía los terremotos. Su invento logró predecir dos: uno que ocurrió en la capital y el segundo que aseguró iba a destruir toda la Ciudad de México. Esto no ocurrió y la población lo linchó.

En 1896 un grupo opositor del gobierno de Porfirio Díaz le ofreció a Zúñiga y Miranda presentarse como candidato de su partido. "El candidato perpetuo" aceptó pues era contrario a las reelecciones gubernamentales e inicio su primera campaña presidencial.

Sin embargo el día de las elecciones presidenciales, Porfirio ordenó arrestarlo en una cárcel de Belén donde permaneció hasta que terminaron las votaciones, las que dieron como ganador a Porfirio Díaz. Tras salir de la prisión, el candidato no aceptó la derrota y fundó un periódico el que llamó "La Voz Zuñiguista".

En este medio Zúñiga y Miranda escribió una editorial titulada "El presidente soy yo", la que llegó a manos de Porfirio y ordenó nuevamente a arrestarlo, donde permaneció durante siete meses encerrado. Tras salir de la cárcel ya no era el mismo, sus facultades mentales ya estaban dañadas y sufría de "manías presidenciales", aseguran medios mexicanos.

[caption id="attachment_227608" align="alignnone" width="711"]

Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.[/caption]

El candidato eterno se presentó a las elecciones de 1896, 1900, 1904 y 1910 contra Díaz; también se candidateó en 1911, 1914, 1917, 1920 y en 1924. En todas esas oportunidades perdió, pero él se aseguraba ser el "El presidente legítimo de México" y denunciaba fraudes.

Sumido en la locura y en la pobreza, Zuñiga y Miranda falleció a los 60 años en 1925. Sus últimos días los pasó en una casa de huéspedes y según detalla el sitio Verne, nunca se supo dónde se enterraron sus restos.

Hasta el último día "el candidato perpetuo" se vistió como un verdadero presidente. Un sobrero de copa, guantes, un monóculo y siempre elegante fumaba en una pipa. La Vanguardia de México detalla que incluso la gente lo saludaba como "Señor presidente" y se decía a sí mismo "Quién sabe si el día de mañana sean mis electores". De él hay solo una foto oficial y se convirtió en la persona que se ha presentado más veces a las elecciones presidenciales en México.

Comenta