Nueva Zelanda aprueba proyecto de ley de licencia médica pagada por aborto espontáneo

A los empleadores neozelandeses ya se les exige que den licencia remunerada en caso de muerte fetal después de 20 semanas o más. Esta nueva legislación ampliará el permiso a la pérdida del embarazo en cualquier momento.




Este miércoles el Parlamento de Nueva Zelanda aprobó por unanimidad una legislación que otorga a las parejas que sufren un aborto espontáneo o mortinato, tres días de licencia pagada. Una medida vanguardista a nivel mundial.

Si bien a los empleadores neozelandeses ya se les exige que den licencia remunerada en caso de muerte fetal después de 20 semanas o más, esta nueva legislación ampliará el permiso a la pérdida del embarazo en cualquier momento, eliminando así cualquier ambigüedad.

“Sentí que les daría a las mujeres la confianza de poder solicitar ese permiso si fuera necesario, en lugar de simplemente ser estoicas y seguir adelante con la vida, cuando sabían que necesitaban tiempo, física o psicológicamente, para superar la situación de dolor“, dijo Ginny Andersen, miembro laborista del Parlamento que redactó el proyecto de ley.

La nueva ley, que se espera se oficialice en las próximas semanas, ha estado en desarrollo durante varios años. “Bien podríamos ser el primer país”, dijo Andersen asegurando que no encontró ninguna ley similar en el mundo.

En Australia, las personas que tienen un aborto espontáneo tienen derecho a una licencia sin goce de sueldo si pierden un feto después de 12 semanas, mientras que en Gran Bretaña, los futuros padres que experimentan un mortinato después de 24 semanas son elegibles para una licencia con goce de sueldo. Estados Unidos no exige que los empleadores otorguen licencia a cualquiera que sufra un aborto espontáneo.

En Nueva Zelanda, cuya población es de cinco millones, el Ministerio de Salud neozelandés estima que uno o dos embarazos de cada 10 terminarán en aborto espontáneo.

La organización benéfica Sands New Zealand, que apoya a los padres que han perdido un embarazo, dice que cada año ocurren entre 5.900 y 11.800 abortos espontáneos o mortinatos. Además, más del 95% de los abortos espontáneos ocurren en las primeras 12 a 14 semanas de embarazo, según datos del Colegio de Parteras de Nueva Zelanda.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.