ONU califica como “avance positivo” que EE.UU. deje de apoyar operaciones ofensivas en Yemen

Foto referencial. Fuente: AP Photo/Hani Mohammed.

Anteriormente, Estados Unidos había proporcionado apoyo logístico y militar a la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen, además de miles de millones de dólares en ventas de armas. La semana pasada, el Departamento de Estado anunció una pausa y revisión en las ventas de armas a los saudíes y a Emiratos Árabes Unidos.




Este viernes, el enviado especial de Naciones Unidas, Martin Griffiths, calificó como “avance positivo” que Estados Unidos deje de prestar apoyo en operaciones defensivas en Yemen.

“Es un avance positivo que puede proporcionar mayor impulso al diálogo”, señaló un comunicado difundido por la vocera de la Secretaría General de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric. “Griffiths quiere trabajar de forma constructiva con todas las partes en este momento crítico para la población yemení”, agregó.

Naciones Unidas agradeció las acciones de Estados Unidos encaminadas “a reforzar su compromiso diplomático” y apoyar los esfuerzos de Griffiths para poner fin al conflicto, y enfatizó que acoge con satisfacción “todas las decisiones” que puedan “crear un espacio de diálogo para aliviar el sufrimiento de los yemeníes”.

En este sentido, han reiterado su llamamiento para que Estados Unidos revierta la designación de los huthis como una organización terrorista.

El enviado especial desde Estados Unidos

Este jueves, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que la nación norteamericana dejaría de prestar apoyo a las operaciones ofensivas en Yemen y que nombraría a un enviado para analizar el conflicto en el país, el cual comenzó a fines de 2014.

Es así como se designó al veterano diplomático Timothy Lenderking como enviado especial para Yemen. Biden argumentó su confianza en que Lenderking trabajará con Naciones Unidas “y todas las partes que rodean el conflicto para lograr una resolución diplomática”.

Anteriormente, Estados Unidos había proporcionado apoyo logístico y militar a la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen, además de miles de millones de dólares en ventas de armas. La semana pasada, el Departamento de Estado anunció una pausa y revisión en las ventas de armas a los saudíes y a Emiratos Árabes Unidos.

La definición de los huthis como grupo terrorista

La Administración Biden, por su parte, se encuentra revisando la designación de los huthis como grupo terrorista, definición que concretó Trump en los últimos momentos de su mandato. Organizaciones humanitarias se han pronunciado en contra de la decisión, alertando de las “terribles” consecuencias humanitarias que puede acarrear la medida.

Estados Unidos emitió varias licencias para “facilitar” la continuación de las actividades humanitarias de manera “ininterrumpida” en Yemen, ante la entrada en vigor de la designación de los huthis.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014 en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

Actualmente, casi el 80% de la población, -unos 24 millones de personas-, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones de personas en riesgo de quedarse sin alimentos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.