Podemos da un paso atrás y decide no formar parte del futuro gobierno de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Foto: Reuters

La decisión fue anunciada por el líder del partido, Pablo Iglesias, a través de su cuenta de Twitter. "No debo ser la excusa del PSOE para que no haya un gobierno de coalición de izquierda", indicó en un video.


El secretario general partido de izquierda Podemos, Pablo Iglesias, aceptó este viernes no formar parte de un futuro gobierno de Pedro Sánchez, lo que podría abrir la vía a una reelección del socialista en coalición con esta formación.

El jefe de gobierno en funciones repitió el jueves que no quería a Iglesias en el seno de su ejecutivo por sus profundas discrepancias, en especial sobre Cataluña, después del intento de secesión de esta región en 2017.

"España necesita ya un gobierno de coalición de izquierda (...). El (partido socialista) PSOE dice que el único escollo que evita ese gobierno soy yo", declaró  el político en un video colgado en su Twitter.

Iglesias argumenta que "estar o no en el Consejo de Ministros no será un problema siempre y cuando no haya más vetos y la presencia de Unidas Podemos en el gobierno sea proporcional a los votos".

https://twitter.com/Pablo_Iglesias_/status/1152240141139947522

"He estado reflexionando estos días y no voy a ser la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición", anunció.

Pero a cambio exigió que "la presencia de Podemos debe ser proporcional a los votos" y que ellos puedan escoger los integrantes de su partido en el futuro ejecutivo.

Investido jefe de gobierno en junio de 2018 gracias a una moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy, Sánchez ganó las legislativas de finales de abril pero se quedó lejos de la mayoría absoluta con 123 diputados de 350 en el Congreso. Por lo que necesita el apoyo de 42 diputados de Podemos y el de otros partidos regionales para poder ser reelegido en el cargo por el parlamento la próxima semana.

Podemos condicionaba su respaldo a su entrada en un gobierno de coalición. Sánchez, que había rechazado esta opción, flexibilizó su posición aceptando finalmente la entrada de ministros del partido con un perfil más técnico que político. 

Comenta