Policía boliviana retira más de 400 muertos de calles y viviendas en cinco días

Entre el 80% y 90% de estos fallecidos se consideran sospechosos de haber contraído Covid-19. Hasta este martes, el país altiplánico registra 60.991 contagios acumulados y 2.218 decesos por la pandemia.




La policía boliviana informó este martes que retiró en cinco días 420 cadáveres de los cuales entre 80% y 90% se consideran sospechosos de haber contraído Covid-19.

Entre el 15 y 20 de julio, el personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) realizó el levantamiento legal en calles, vehículos y viviendas, dijo el director nacional de esa unidad policial, coronel Iván Rojas, a los medios locales. La recolección se llevó a cabo en la ciudad de La Paz, en el barrio donde están cerca los hospitales, seguido de Santa Cruz, explicó el oficial.

Entre tanto, del 1 de abril al 19 de julio, el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) hizo el el levantamiento de 3.016 cadáveres entre sospechosos y confirmados de ser portadores de Covid -19 a nivel nacional, siendo Santa Cruz el departamento con mayor cantidad de decesos, seguido por Cochabamba, explicó el director de esa dependencia, Andrés Flores.

Más temprano, un comité científico que asesora al gobierno boliviano propuso aplazar las elecciones presidenciales del 6 de septiembre debido a que el país sigue siendo impactado por la pandemia.

En una carta enviada al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, el comité señala que "la enfermedad ha tenido enormes variaciones en el mundo y los investigadores en su gran mayoría concuerdan que, para planificar actividades como una elección, se debe esperar a que la curva epidemiológica de casos activos tenga una disminución sostenida por un lapso de 14 días, por lo que la fecha del 6 de septiembre no es apropiada".

El grupo, integrado por profesionales independientes y principalmente médicos, asesora al Ministerio de Salud en sus esfuerzos por contener la pandemia. Hasta este martes, Bolivia registraba 60.991 contagios acumulados y 2.218 decesos.

El TSE aún no analizó en sala plena la propuesta enviada la víspera. En el caso que se dé un posible nuevo aplazamiento de los comicios es el órgano que debe definir la fecha con el aval de la Asamblea Legislativa, dominada actualmente por el Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales.

Aún antes de conocer la sugerencia de los científicos, seis de los ocho partidos en carrera electoral manifestaron su opinión a favor de aplazar los comicios.

El más empeñado en mantener la fecha es el MAS, que postula al exministro de Economía, Luis Arce, a quien las encuestas colocan a la cabeza de las preferencias, aunque sin la mayoría suficiente para ganar en primera vuelta.

Desde su exilio en Buenos Aires, Morales dijo mediante Twitter que "tomando medidas de seguridad varios países, con millones de habitantes, realizaron elecciones en plena pandemia. Los comicios son urgentes...", acotó.

A su vez, Arce dijo que el gobierno usa la pandemia como "pretexto para prorrogarse".

El expresidente Carlos Mesa, de la alianza centrista Comunidad Ciudadana (CC) y que marca segundo en los sondeos, se muestra más proclive a un cambio de fecha.

"Si el poder electoral, el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo deciden postergar el proceso electoral, CC aceptará y acatará", dijo en entrevista con la televisora Red Uno.

La presidenta interina Jeanine Áñez, candidata por la alianza centro derechista Juntos, tercera en los sondeos, siempre cuestionó la fecha del 6 de septiembre y pidió aplazar en un mes o dos la votación.

Bolivia busca resolver la crisis política que estalló en noviembre del año pasado cuando Morales renunció tras casi 14 años en el poder y después de unas elecciones empañadas por denuncias de fraude en las que buscaba un cuarto mandato. La violenta convulsión entre seguidores y adversarios del político provocaron 36 muertes.

Comenta