Presidente de Bolivia afirma que el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Chile “solo se podrá dar en el marco de la solución al tema marítimo”

Foto: Agencia Boliviana de Información

En el Día Mundial del Mar en Bolivia, el mandatario Luis Arce aseguró que, a su entender, Chile está “consciente que el encierro boliviano es una de sus faltas internacionales más graves y que el inmenso daño que ha cometido en 1879″. Anteriormente, el Mandatario Gabriel Boric instó a su par de Bolivia a retomar las "relaciones diplomáticas", pero aclaró que el país no negocia su soberanía.




Este miércoles, durante un acto del Día del Mar en Bolivia, el Presidente de ese país, Luis Arce, aseguró que el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Chile solo podría darse “en el marco de la solución” al “tema marítimo”.

En esa línea, el Mandatario boliviano expresó que, a pesar del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya -que resolvió que Chile no estaba obligado a negociar con Bolivia una salida soberana al mar-, se “abrió un nuevo escenario en el diálogo bilateral en el que el ciclo de enfrentamiento se ha cerrado y se apertura una fase de acercamiento basado en la integración de los pueblos hermanados a través del diálogo, la cooperación y la complementariedad”.

“Por ello, el restablecimiento de relaciones diplomáticas solo se podrá dar en el marco de la solución al tema marítimo pendiente”, señaló, agregando que, según él, Chile está “consciente que el encierro boliviano es una de sus faltas internacionales más graves y que el inmenso daño que ha cometido en 1879″.

“Conforme a la conclusión de la Corte, Bolivia y Chile pueden continuar su diálogo e intercambios, en un espíritu de buena vecindad, para abordar los asuntos relativos a la situación del enclaustramiento de Bolivia, solución que ambos han reconocido es una materia de interés mutuo. Con una verdadera voluntad de las partes, pueden ser emprendidas negociaciones significativas”, añadió el Presidente boliviano.

Las declaraciones de Arce se dan luego de que el pasado 14 de marzo, el Presidente Gabriel Boric lo instará a retomar las “relaciones diplomáticas” entre ambos países.

En un encuentro con los corresponsales extranjeros acreditados en el país, organizado por la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Chile y realizado en el Palacio de La Moneda, Boric afirmó: “tenemos muchos elementos de integración que podemos trabajar (con Bolivia) (...) La reanudación de relaciones diplomáticas es un punto de llegada; te soy sincero, me encantaría avanzar hacia allá, solo depende de que haya voluntad de ambas partes”.

Sin embargo, el Mandatario fue enfático en señalar que “Chile no negocia su soberanía, como me imagino no hace ningún país. Entiendo que el Presidente Arce tenga que decir ciertas cosas, pero a lo que yo le he invitado, y creo que hay buena disposición de parte ambos, es a no poner la carreta delante de los bueyes”.

Así también, el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, respondió al día siguiente del anuncio del Mandatario que “valoramos los criterios del Presidente Boric en relación a fortalecer nuestro relacionamiento bilateral, creemos que este relacionamiento bilateral debe ser sin condiciones, buscando soluciones creativas, constructivas y de interés para ambos países (…) debe basarse en diálogo y confianza mutua”.

Pero aclaró que “en ese marco queremos separar un poco las cosas, un tema importante para nosotros como bolivianos y que es irrenunciable, es nuestra reivindicación marítima, que está plasmada en nuestra Constitución Política del Estado como una máxima aspiración, eso es irrenunciable”.

Fallo en La Haya

El 23 de marzo del 2011, en su discurso por la conmemoración del Día del Mar, el entonces presidente de Bolivia, Evo Morales anunció su intención de demandar a Chile en tribunales internacionales por una salida al mar. Hecho que confirmó exactamente dos años más tarde, en 2013: “He decidido que en los próximos días una comisión viaje a La Haya a presentar la demanda para retornar al mar con soberanía”, dijo el ahora exmandatario.

Anteriormente, en 2009 Bolivia había reformado su Carta Magna y estipulado en ella la llamada “reivindicación marítima”, lo cual defendió este miércoles el Presidente Arce al señalar: “La solución efectiva al diferendo marítimo a través de medios pacíficos y el ejercicio pleno de la soberanía sobre dicho territorio constituyen objetivos permanentes e irrenunciables del Estado boliviano”.

La presentación de la demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se concretó el 24 de abril de 2013. Posteriormente, el 7 de julio de 2014, la entonces Presidenta Michelle Bachelet, en su segundo mandato, anunció que había tomado la decisión de “objetar la competencia de la Corte Internacional de La Haya”. La demanda marítima continuó luego de que la CIJ declarara que sí tenía la competencia para abordar el fondo de la misma.

Finalmente, la demanda marítima de Bolivia tuvo respuesta en 2018, por 12 votos contra 3, La Haya estipuló el 1 de octubre de ese año que Chile no estaba obligado a negociar con Bolivia una salida soberana al mar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.