Récord de homicidios en México pone en jaque estrategia de López Obrador

Ciudad Juarez The Fifth Most Violenr City Of Mexico (45329900)

En 2018, México registró el año más violento de su historia, mientras los homicidios siguen al alza.

El primer trimestre del año es el más violento desde 1997, con más de 8 mil asesinatos, 93 por día. AMLO prometió disminuir las cifras de homicidios, pero desde el inicio de su período se registra un alza.




"Todos los días voy a hacerme cargo de este grave problema de la inseguridad y de la violencia. ¡Becas sí, sicarios no!", dijo el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su discurso de cierre de campaña, el 25 de junio. A pesar de su promesa de disminuir las cifras de violencia, México vivió el primer trimestre con más homicidios dolosos de los últimos 22 años, lo que eleva la presión respecto de la estrategia contra el crimen del gobierno del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Cada día, México registra 93 asesinatos.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en enero fueron asesinadas 2.855 personas, en febrero 2.802 y en marzo 2.836. En total, los homicidios suman 8.493, lo que representa un alza de 9,6% con respecto al mismo período de 2018, cuando los asesinatos llegaron a 7.750.

Las críticas han apuntado al gobierno de López Obrador, quien aseguró que las cifras de violencia habían disminuido en base al conteo diario de homicidios establecido por un grupo federal.

"Los reportes diarios registran una subestimación del 20% respecto a las cifras mensuales que da a conocer Seguridad Pública. Por lo que desde antes era previsible que el número de homicidios sería el más elevado de los últimos 20 años", señaló a La Tercera, Ricardo Márquez Blas, experto en seguridad y extitular de la Unidad de Información para la Seguridad Pública de la ex Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Récord de violencia

Los homicidios registrados en los primeros meses de AMLO en el poder -asumió en diciembre- superan a los de sus antecesores. Durante el primer trimestre del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) hubo 4.633 asesinatos: con Felipe Calderón (2006-2012) se registraron 2.539 y con Vicente Fox (2000-2006) 3.424. Este último incluso denunció la presencia de un comando armado en su rancho después de la reducción de seguridad impuesta por López Obrador.

Sin embargo, los analistas mexicanos ponen paños fríos y estiman que AMLO "heredó" un país violento. En 2018, México rompió todos los récord al registrar 33.369 asesinatos, un alza del 15% con respecto a 2017.

"Las causas del aumento de homicidios se deben a que el nuevo gobierno aún no tiene una estrategia clara para contener y disminuir la violencia letal. Las organizaciones delictivas mantienen intensas disputas por rutas de trasiego, mercados delictivos y zonas de influencia y el incremento de las FF.AA. desplegadas sigue siendo insuficiente", plantea Márquez Blas.

El Presidente mexicano ha defendido que la estrategia para disminuir la violencia es 80% prevención social y el 20% presencia de fuerzas de seguridad en las calles. Por lo que el lunes señaló que estabilizará al país en seis meses a través de atención a jóvenes, consolidación de programas sociales y el despliegue de la Guardia Nacional, integrada por más de 50.000 agentes, que serán capacitados por la ONU.

Sin embargo, la creación del nuevo organismo de seguridad -aprobado por el Senado para que tuviera un mando civil- ha generado polémica después que el mandatario nombró al general de brigada, Luis Rodríguez Bucio, que se jubilaría en septiembre, para dirigir a la Guardia Nacional.

"A la fecha, se sabe más de los uniformes de la nueva Guardia Nacional que de la estrategia de seguridad y sus resultados operativos, por lo que el impacto que tendrán sobre los actuales niveles de violencia es incierto", aclara el experto mexicano.

La guerra entre los narcos del cartel Jalisco Nueva Generación y de Santa Rosa de Lima -los mismos que han amenazado al gobierno-, sumado a las consecuencias de la estrategia de seguridad implementada para combatir el huachicol o robo de combustible, ha provocado un aumento de homicidios dolosos. Así, la zona "más roja" del país es Guanajuato, con 947 asesinatos el primer trimestre. Además, según el diario El Universal, entre 2012 y 2017 se registraron más de 37.000 suicidios y el 59% ocurrieron en los estados con mayor criminalidad, dado que existe una "normalización de violencia".

Comenta