Rusia denuncia que el 80% de sus soldados retenidos en Ucrania han sido torturados

Russian Defense Ministry Press Service via AP, File

El viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, señaló que sus militares han sido sometidos a torturas, intimidaciones, palizas, falta de atención médica y ejecuciones extrajudiciales, así como extorsiones a familiares. Asimismo, acusan a que se está incumpliendo el Derecho Internacional en relación con los prisioneros de guerra.




El Ministerio de Defensa de Rusia denunció el miércoles que más del 80% de sus soldados apresados por Ucrania en el marco de la guerra han sido sometidos a violencia física, incumpliendo así el Derecho Internacional en relación con los prisioneros de guerra.

Según detalló el viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, los soldados rusos presos han sido sometidos a torturas, intimidaciones, palizas, falta de atención médica y ejecuciones extrajudiciales, así como extorsiones a familiares.

Así, Fomin ha subrayado los vídeos “ampliamente conocidos” que circulan en Internet, distribuidos por soldados ucranianos, en los que se observan “monstruosos actos de violencia” contra personal del Ejército de Rusia y de las milicias de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

“Además, los nazis ucranianos ejercen presión psicológica sobre los familiares de los militares detenidos. La extorsión de dinero es una práctica generalizada”, denunció el representante ruso en declaraciones a los medios de comunicación recogidas por la agencia TASS.

Según una encuesta de la cartera de Defensa, el 81% de los soldados que han regresado de cautiverio en Ucrania han denunciado violencia y malos tratos; el 55% ha denunciado haber sido obligados a grabar vídeos de propaganda; el 46% no ha recibido la atención médica necesaria y el 79% no ha podido contactar con su familia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.