Secretario de Estado de EE.UU. inicia primera gira en Sudamérica en un Ecuador bajo emergencia por narcotráfico

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, recibe al Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, en Quito. Foto: AP

Antony Blinken expresó en Quito su “admiración” por el trabajo del presidente Guillermo Lasso a favor de la democracia y aplaudió el “combate” contra el narcotráfico y la corrupción. El mandatario ecuatoriano señaló por su parte que ambos países comparten “valores democráticos y de libertad”. En Twitter, adelantó que trabajarán para “dar pasos sustanciales en seguridad, la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, migración y reactivación”.




En su primer viaje por Sudamérica, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, visita este martes a un Ecuador bajo estado de excepción, una medida dispuesta por el gobierno para enfrentar la violencia del narcotráfico.

El secretario de Estado expresó en Quito su “admiración” por el trabajo del presidente Guillermo Lasso a favor de la democracia y aplaudió el “combate” contra el narcotráfico y la corrupción.

“Apreciamos mucho que esté demostrando de manera convincente que la democracia puede generar resultados reales para nuestro pueblo”, dijo Blinken en el Palacio de Carondelet, sede del gobierno nacional, y celebró los esfuerzos de la administración de Lasso para enfrentar al Covid-19 a través de una masiva y exitosa vacunación.

El mandatario ecuatoriano señaló por su parte que ambos países comparten “valores democráticos y de libertad”. En Twitter, adelantó que trabajarán para “dar pasos sustanciales en seguridad, la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, migración y reactivación”.

Blinken, quien irá el miércoles a Bogotá, hace su primera escala en un Ecuador conmocionado por el repunte de la inseguridad y una crisis carcelaria sin precedentes, con cientos de muertos de por medio, fenómenos que el gobierno vincula con el narcotráfico.

Lasso decretó el lunes el estado de excepción por 60 días para combatir el crimen organizado, cuando también crece el descontento social por el alza gradual de precios de combustibles, un tema que en el pasado ha generado protestas duramente reprimidas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.