Senado de EE.UU. inicia formalmente proceso de juicio político contra Donald Trump

Juicio político

Foto: AP

La primera sesión del proceso comenzará el próximo martes 21 de enero a las 13.00 horas (15.00 horas de Chile).


Este jueves se dio inicio, de manera formal, al proceso de juicio político contra el Presidente Donald Trump con la lectura de los cargos que enfrenta el Mandatario - abuso de poder y obstrucción al Congreso- en el Senado.

El encargado de presentar los artículos fue el líder del equipo fiscal, el presidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff, quien leyó parte del cargos entregados en la Cámara Alta el día miércoles; e insistió que el Mandatario dañó la Constitución de EE.UU. al actuar bajo sus intereses políticos y no los de la ciudadanía. 

Tras la lectura de los cargos, el Senado tomó un receso de dos horas para luego iniciar la ceremonia de juramento como jurado para la sesión el próximo martes 21 de enero a las 13.00 horas (15.00 horas de Chile) cuando se realice la primera audiencia.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, presentó el día miércoles al grupo de congresistas, el cual fue ratificado durante la tarde  de esa jornada por los mismos miembros de la Cámara Baja. Se trata de congresista Schiff; su homólogo en el Comité Judicial, Jerry Nadler; la jefa del Comité de Administración, Zoe Lofgren. Además se suman los legisladores Hakeem Jeffries (Nueva York), Val Demings (Florida), Jason Crow (Colorado) y Sylvia Garcia (Texas).

El proceso de impeachment debería comenzar el día martes 21 de enero, según lo indicó el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell. Aunque las pistas apuntan a que Trump preferiría un juicio rápido, algo que ha sido avalado por McConnell -que encabeza al grupo mayoritario que fijará las reglas del proceso-, el juicio podría extenderse durante semanas, impactando el calendario político de EE.UU. en pleno año electoral.

De todas maneras los expertos esperan que el Mandatario sea absuelto de los cargos en su contra, debido a que se requieren dos tercios de los votos para destituirlo. Algo casi imposible considerando que en el Senado hay más parlamentarios afines al oficialismo.

Comenta