The Economist ubica a Chile entre las 22 "democracias plenas" del mundo

Disposición de la gente a salir a la calle en 2019 mejoró puntaje del país en participación política, según el informe.


Según el Índice de Democracia 2019 elaborado por The Economist Intelligence Unit, casi la mitad (48,4%) de la población mundial vive en una democracia de algún tipo, aunque solo el 5,7% reside en una "democracia plena". Una categoría en la que fue incluido Chile, pese a que el reporte destaca que el país vivió el año pasado una escalada de disturbios "dramática".

Esta es la 12ª edición del Índice de Democracia, que comenzó en 2006, y registra cómo le fue a la democracia global en 2019. El índice se basa en cinco categorías: proceso electoral y pluralismo; el funcionamiento del gobierno; participación política; cultura política; y libertades civiles. Según sus puntajes en una variedad de indicadores dentro de estas categorías, cada país se clasifica dentro de cuatro tipos de régimen: "democracia plena", "democracia defectuosa", "régimen híbrido" o "régimen autoritario".

El reporte destaca que 76 de los 167 países cubiertos por el modelo, o el 45,5% de todos los países, pueden considerarse democracias. Así, el número de "democracias plenas" aumentó a 22 en 2019, frente a las 20 de 2018, "ya que Chile, Francia y Portugal se unieron a los países mejor clasificados" (los que obtuvieron un puntaje total superior a 8). El número de "democracias defectuosas", por su parte, se redujo en uno a 54 en 2019. De los 91 países restantes del índice, 54 son "regímenes autoritarios", frente a 52 en 2018, y 37 están clasificados como "regímenes híbridos", frente a 39 en 2018.

En el Índice de Democracia 2019, el puntaje global promedio para la democracia cayó de 5,48 en 2018 a 5,44 (en una escala de 0-10). Este es el peor puntaje global promedio desde que el índice se produjo por primera vez en 2006. América Latina, con un puntaje regional promedio de 6,13, fue la región con el peor desempeño en 2019, registrando una caída de 0,11 puntos en comparación con 2018.

Respecto de Chile, el reporte destaca que "la escalada de disturbios en 2019 fue dramática". "El país no ha sido inmune a las protestas en el pasado, pero tiene una larga tradición de estabilidad, y la magnitud de los disturbios a fines de 2019 fue un shock", detalla.

"Debido a la disposición de la gente a salir a la calle, Chile mejoró su puntaje en la categoría de participación política y pasó de una 'democracia defectuosa' a una 'democracia plena', obteniendo un puntaje total de 8,08", explica el informe. Las otras "democracias plenas" en América Latina son Uruguay (8,38) y Costa Rica (8,13). A nivel global, el ranking lo lideran Noruega (9,87), Islandia (9,58) y Suecia (9,39).

Comenta