Trama rusa: Roger Stone, exasesor de Trump detenido por la FBI se declara inocente y es liberado bajo fianza

roger stone

Reuters

Stone compareció este viernes ante el tribunal en el marco de la investigación por injerencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016, encabezada por el fiscal especial, Robert Mueller.




Uno de los asesores más importantes del presidente Donald Trump, Roger Stone, fue detenido este viernes en Florida por agentes de la FBI en el marco de la investigación sobre la injerencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos y se declaró inocente ante el tribunal estadounidense.

Luego de que gentes de la FBI llegaran hasta la casa de Stone a eso de las 6 horas local en Fort Lauderdale, Florida, el asesor fue trasladado hacia el tribunal para comparecer por los delitos por los que lo acusan.

Stone fue detenido por estar acusado de siete cargos: uno por obstrucción a la justicia, cinco por realizar falsos testimonios y uno por manipulación de testigos.

Frente a estas acusaciones se declaró inocente y fue liberado por el tribunal tras pagar una fianza de 250 mil dólares, detallaron medios estadounidense.

Stone es la 34 persona acusada por el fiscal especial Robert Mueller en el  marco de su investigación de los posibles vínculos entre la campaña  presidencial de 2016 y Rusia.

Stone fue detenido "tras una acusación de un gran jurado federal el 24 de  enero de 2019", según documentos consultados por la AFP.

La CNN publicó imágenes del arresto que mostraban a los agentes del FBI  fuertemente armados rodeando la casa de Stone antes del amanecer.

"¡La caza de brujas más grande en la historia de nuestro país! NO HAY  COLUSIÓN! Coyotes fronterizos, narcotraficantes y traficantes de personas  reciben un mejor trato. ¿Quién alertó a CNN para estar allí?, tuiteó Trump.

Poco antes, la Casa Blanca había rechazado la idea de que la detención de  Stone implique a Trump, quien ha negado cualquier connivencia con agentes  rusos. "Esto no tiene nada que ver con el presidente y, ciertamente, nada que  ver con la Casa Blanca", dijo la portavoz Sarah Sanders a CNN.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.