Ucrania dice que tanques y artillería rusa bombardean la planta de acero de Azovstal en Mariupol

Imagen de archivo que muestra una explosión en una planta de Azovstal, en la ciudad portuaria sureña de Mariupol, Ucrania. Foto: Alexander Ermochenko / Reuters.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Oleksandr Motuzyanyk, dio pocos detalles y no estaba claro si las fuerzas rusas habían lanzado una nueva operación en la siderúrgica.




Las fuerzas rusas usaron el lunes tanques y artillería en “operaciones de asalto” a la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol, donde se refugian los últimos defensores de la ciudad, según el Ministerio de Defensa ucraniano.

Rusia ha declarado la victoria en Mariupol, una ciudad estratégica en el Mar de Azov, pero la enorme planta siderúrgica sigue en manos de los combatientes ucranianos.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Oleksandr Motuzyanyk, dio pocos detalles y no estaba claro si las fuerzas rusas habían lanzado una nueva operación en Azovstal. Reuters no pudo verificar la situación en la planta.

“El enemigo sigue bloqueando a nuestras unidades en la zona de la fábrica Azovstal, y está llevando a cabo operaciones de asalto con el apoyo de fuego de tanques y artillería”, dijo en una sesión informativa en línea.

Al plantear la posibilidad de que Rusia intensifique su asalto a la acería, dijo: “No se excluye la posibilidad de que renueve su bombardeo desde bombarderos Tu-22 M3″.

Rusia ha negado antes las afirmaciones de funcionarios ucranianos de que haya intentado asaltar la acería.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el 21 de abril que no era necesario asaltar la acería, pero pidió a las fuerzas rusas que bloquearan la zona “para que no pueda pasar ni una mosca”. Funcionarios ucranianos dijeron días después que Rusia había iniciado un asalto a Azovstal.

Ucrania ha dicho que todas las mujeres, niños y ancianos civiles que estaban en Azovstal ya se han ido. Rusia ha dicho que la evacuación de los civiles de la planta se completó

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.