Venezuela: sube tensión en la frontera en la antesala del Día D por entrega de ayuda

El escenario del Venezuela Aid Live, en el Puente Tienditas, en Colombia. Foto: Reuters

El presidente encargado, Juan Guaidó, dijo que la ayuda humanitaria entrará por “tierra, mar y aire” y dio un ultimátum a los militares de cara al sábado. A su vez, Diosdado Cabello, número dos del chavismo, advirtió que su régimen concretará una respuesta “terrible” a quienes se atrevan a ingresar sin permiso a Venezuela.


“Este mensaje es para los militares venezolanos: ustedes serán responsables de sus acciones. Hagan lo correcto. Salven a la gente en su país”, dijo este miércoles el almirante Craig Faller, jefe del comando militar de Estados Unidos para asuntos de América Latina y el Caribe, en un encuentro en Miami con el comandante general de las FF.AA. de Colombia, Luis Navarro, que ante la pregunta de cómo reaccionarán los uniformados ante un posible escenario de violencia el sábado, sostuvo que “tenemos una logística instalada para atender cualquier situación de riesgo con la población civil”.

Ante la inminencia del vencimiento del plazo dado por el presidente encargado Juan Guaidó para que el gobierno de Nicolás Maduro permita el ingreso de toneladas de ayuda humanitaria enviadas por distintos países, entre ellos Chile, Colombia y Estados Unidos, la tensión ha comenzado a elevarse en el puente internacional Tienditas, ubicado a menos de media hora de Cúcuta, uno de los centros de acopio de las donaciones organizadas por Guaidó.

Los militares venezolanos tendrán un rol clave en lo que ocurra el 23-F. Maduro ha rechazado tajantemente el ingreso de ayuda humanitaria, que ve como una suerte de Caballo de Troya que abriría las puertas a una “invasión” de EE.UU.

Diosdado Cabello, el número dos del chavismo y el jefe de la Asamblea Nacional Constituyente advirtió que habrá una respuesta “terrible” a quienes intenten invadir Venezuela, mientras que la vicepresidenta Delcy Rodríguez dijo que la ayuda humanitaria era “una farsa”.

El Ejército es el principal soporte de Maduro, así que en caso de que el sábado permita el ingreso de las donaciones internacionales y desobedezcan las órdenes de Maduro, esto podría significar el inicio del fin para el régimen.

“El 23 de febrero nos movilizaremos a cada una de las guarniciones a exigir que ingrese la ayuda humanitaria y toda Venezuela volverá a las calles”, dijo Guaidó ante una multitud de transportistas que comprometieron autobuses, camiones, grúas y vehículos para trasladar las donaciones al país.

Las donaciones que permanecen en acopios en Cúcuta (Colombia), Roraima (Brasil), Curazao en el Caribe, Miami (EE.UU.) y otros puntos “secretos”, serán ingresadas “por tierra, mar y aire”, según Guaidó, que adelantó que algunas de las cooperaciones entrarán por el estado de Bolívar, así como por la vía marítima en el Puerto Cabello en el estado de Carabobo y en el puerto de La Guaira, en el estado Vargas.

En el acto en Caracas, Guaidó dijo que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) tiene “tres días para ponerse del lado de la Constitución”.

A pesar de la lealtad de las FF.AA. prometida el martes por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, un alto oficial de la Fuerza Armada de Venezuela, el coronel Pedro Chirino Dorante, publicó un video en el que se declaró en desobediencia a Maduro y ofreció su subordinación al “gobierno de transición” de Guaidó. Según la agencia The Associated Press, Chirino es el cuarto alto oficial sin manejo de tropas que se rebela contra Maduro en menos de un mes.

“Estamos previendo todos los escenarios posibles (para el sábado), más aún conociendo que del lado venezolano, del usurpador, de Nicolás Maduro, existen focos de violencia que no están respaldados por nuestras Fuerzas Armadas nacionales, a quienes apelamos para que permitan en sana paz el ingreso de la ayuda humanitaria que se tratará de una cadena humanitaria”, dijo a La Tercera la diputada Sonia Medina, que integra el equipo designado por Guaidó que permanece en Cúcuta.

Epicentro de la ayuda

En los últimos días cientos de venezolanos han cruzado la frontera para llegar a Cúcuta buscando servicios médicos, medicinas y alimentos a la espera de lo que pueda ocurrir el 23-F. Entre los ciudadanos que han ingresado a territorio colombiano hay voluntarios, pero también habría, según el diario español ABC, cinco presuntos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) que este miércoles fueron detenidos y que serán deportados, ya que habrían estado siguiendo y acosando a opositores venezolanos que gestionan la ayuda humanitaria.

“Para los que vivimos en la frontera ese temor (de un conflicto) siempre está latente. Hay hechos aislados y presentes de cuerpos armados irregulares, los cuales sabemos que en este momento están agrupados y están reunidos, pero apelamos a las FF.AA. para que defiendan a su pueblo y a quienes vamos a ingresar la ayuda”, dijo Medina.

Una interrogante más para lo que ocurrirá el sábado es que Guaidó tendría prohibición de salir de territorio venezolano. Esto, porque el pasado 29 de enero, el fiscal general Tarek William Saab, anunció una investigación contra Guaidó con medidas cautelares como salir del país y bloqueo de cuentas.

(Para ampliar la infografía, haz click aquí o en la imagen)

#Tags


Seguir leyendo