Naciones Unidas: Zelenski acusa a soldados rusos de crímenes de guerra y realiza descarnado relato de la masacre en Bucha

Presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski interviene vía telemática ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Foto: Reuters

En una videollamada desde Ucrania, el mandatario ucraniano señaló ante el Consejo de Seguridad de la ONU que civiles fueron torturados, recibieron disparos en la nuca, fueron arrojados a pozos, inmolados con granadas y murieron aplastados por tanques mientras estaban en sus vehículos. Zelenski pidió la creación de un tribunal similar al que se estableció en Nuremberg para juzgar a los criminales de guerra después de la Segunda Guerra Mundial.




El presidente ucraniano Volodimir Zelenski acusó este martes a las fuerzas armadas rusas de cometer las peores atrocidades en Ucrania y solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU que los responsables sean llevados inmediatamente ante la justicia por crímenes de guerra. Pidió la creación de un tribunal similar al que se estableció en Nuremberg para juzgar a los criminales de guerra después de la Segunda Guerra Mundial.

En una videollamada desde Ucrania, Zelenski dijo que civiles fueron torturados, recibieron disparos en la nuca, fueron arrojados a pozos, inmolados con granadas dentro de sus apartamentos y murieron aplastados por tanques mientras estaban dentro de sus vehículos.

“Les cortaron miembros, los degollaron. Las mujeres fueron violadas y asesinadas delante de sus hijos. Les arrancaban la lengua sólo porque sus agresores no escucharon lo que querían oír de ellos”, afirmó, relatando lo que describió como las peores atrocidades desde la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, imágenes espeluznantes de lo que parecían ser masacres de civiles perpetradas por las fuerzas rusas en Bucha antes de que se retiraran de las afueras de Kiev han causado indignación a nivel mundial y provocado que naciones de Occidente expulsen a una gran cantidad de diplomáticos rusos y propongan sanciones adicionales, como la prohibición a las importaciones de carbón de Rusia.

Zelenski dijo que tanto los que perpetraron los asesinatos como los que dieron las órdenes “deben ser llevados ante la justicia inmediatamente por crímenes de guerra” ante un tribunal similar al que fue utilizado en la Alemania de la posguerra.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, dijo que mientras Bucha estuvo bajo control ruso, “ni una sola persona local ha sufrido de alguna acción violenta”. Reiterando lo que el Kremlin ha sostenido durante días, declaró que las imágenes de los cadáveres en las calles eran “una burda falsificación” montada por los ucranianos.

El fiscal de la Corte Penal Internacional en La Haya abrió una investigación hace un mes sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania.

Zelenski recalcó que Bucha era solo uno de los lugares y que hay más en donde se ven horrores similares, una advertencia que compartió el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Más atrocidades

“Cuando y si se retiran sus soldados y las fuerzas ucranianas tomen el control, me temo que verán más fosas comunes, más atrocidades y más ejemplos de crímenes de guerra”, señaló.

Argumentó ante el Consejo de Seguridad que “no hay un sólo crimen” que los soldados rusos no hayan cometido en Bucha, y comparó sus acciones con las llevadas a cabo por el grupo Estado Islámico.

“El ejército ruso buscó y mató intencionalmente a cualquiera que sirviera a nuestro país. Asesinaron a disparos a mujeres afuera de sus casas cuando sólo intentaban llamar a alguien. Mataron a familias enteras, adultos y niños, e intentaron quemar los cuerpos”, aseguró. Dijo que usaron tanques para aplastar civiles “solo por placer”.

Stoltenberg, en tanto, advirtió que al retirarse de la capital, el ejército del presidente ruso Vladimir Putin está reagrupando sus fuerzas para desplegarlas hacia el este y sur de Ucrania para una “fase crucial de la guerra”. El objetivo de Rusia es controlar la región de Donbás, una zona industrial de mayoría rusoparlante que incluye a la destrozada ciudad portuaria de Mariupol.

“Moscú no ha cedido en sus ambiciones en Ucrania”, señaló Stoltenberg.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.