58% de la población no quiere el regreso de clases presenciales

Pese a que la preocupación por contagiarse ha bajado, los encuestados prefieren que los alumnos no vuelvan a las aulas y valoran positivamente la educación virtual.




La última entrega de la encuesta Plaza Pública de la consultora Cadem muestra que la opción de mantener las clases virtuales ha aumentado su apoyo en la ciudadanía. El estudio indica que al 10 de septiembre, un 58% de los encuestados -la muestra incluye personas con y sin hijos- cree que no deberían volver las clases presenciales y que estas deben mantenerse de manera online. Hace cuatro meses, el 7 de mayo, el grupo que prefería esta alternativa era muy inferior y representaba el 47%, incluso cuando la preocupación por contagiarse con el coronavirus era más alta que hoy. En esa misma fecha, el 69% de los consultados señaló que le preocupaba “mucho o bastante” contraer el virus.

La resistencia al retorno de las clases presenciales entre quienes tienen hijos es bastante transversal. Entre quienes tienen niños en edad preescolar, esta alternativa obtuvo un 55%. El porcentaje más alto de rechazo, eso sí, se dio entre quienes tienen en su familia a estudiantes de educación básica (58%) o media (57%).

Aunque eso, explica Roberto Izikson, director de Cadem, no es el resultado que le llama la atención: “Lo más relevante de este estudio es que sólo un 4% de los chilenos cree que deberíamos volver a clases durante el segundo semestre. Es decir, post 18 de septiembre. Incluso en octubre”.

El mismo cientista político interpreta que esta tendencia se da por el temor de los padres a mandar a sus hijos a sus respectivos establecimientos educacionales. “Creo que el Estado, el gobierno, el Mineduc, no han sido capaces de explicar en concreto cuáles son los beneficios de volver a clases, todavía en un contexto de coronavirus”, explica.

Clases virtuales

La calidad de la educación en línea es uno de los factores que pudieron influir en las respuestas de quienes son apoderados. Precisamente, en línea con esa reticencia a volver a clases, esta modalidad fue evaluada con resultados positivos. Un 56% le puso una nota entre 5 y 7. El segmento donde la modalidad telemática fue mejor evaluada estuvo en los padres de hijos universitarios. Entre ellos, un 63% la calificó en el margen superior de notas.

Dentro del 44% restante que evaluó la educación online con notas entre 1 y 4, destacó el segmento de padres de hijos en edad preescolar. De ellos, un 46% calificó con nota deficiente, el índice más alto entre los encuestados.

Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, asegura que esos números demuestran que “a pesar de todas las dificultades, que esto esté tan bien calificado por los apoderados refleja que se ha hecho un buen trabajo. Lamentablemente el único que no lo reconoce, al parecer, es el ministro de Educación y el gobierno”.

El último punto abordó la interrogante sobre quién debe tomar la decisión de volver a clases presenciales. El 48% expresó que los padres deberían tener libertad de acción para decidirlo. Solo un 25% estimó que esa decisión debería recaer en el Ministerio de Salud, y apenas un 6%, en el Ministerio de Educación.

“Deben estar garantizados los insumos de sanitización, trabajar en un traslado seguro de ida y regreso a la escuela y, por sobre todo, hacer partícipes a los padres, madres y apoderados en los protocolos para un retorno seguro a clases”, pide Ricardo Salinas, de la Asociación Nacional de Padres y Apoderados. Su par de la Coordinadora de padres y apoderados por el derecho a la educación, Dafne Concha, agrega que dentro de su agrupación sienten más abandono que propuestas de parte del Ejecutivo para concretar un retorno seguro a las aulas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.