Ataque lesbofóbico reimpulsa cambios a la Ley Zamudio

Agrupaciones piden un foco preventivo y sumar proyectos que ya están en trámite. Un presunto agresor ya fue identificado.


En estado grave y con pérdida de conocimiento fluctuante, aunque fuera de riesgo vital, se mantiene hoy Carolina Torres (24), la joven lesbiana que fue golpeada violentamente en la cabeza por tres personas, mientras caminaba con su pareja la madrugada del 14 de febrero, en Pudahuel.

La agresión fue repudiada por una amplia gama de la sociedad y, en este contexto, el Presidente Sebastián Piñera anunció a través de Twitter que perseguirá las agresiones de este tipo, porque “todos merecemos vivir en paz, con dignidad, respeto y tolerancia”.

El ataque también repuso la discusión sobre los cambios que se le deberían aplicar a la Ley Zamudio, que sanciona las discriminaciones arbitrarias. El vocero (s) de gobierno, Emardo Hantelmann, visitó este viernes en la tarde a la víctima en la ex Posta Central y a la salida recordó que durante el primer semestre convocarán a una consulta ciudadana, “la que nos entregará información relevante y actualizada para orientar el nuevo proyecto de ley y las políticas públicas relacionadas con este ámbito”.

¿Qué cambios se deberían aplicar? Las organizaciones de diversidad y disidencia sexual ya tienen propuestas que impulsarán. Érika Montecinos, coordinadora de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, dice que la Ley Zamudio “es muy deficiente, porque solo sirve para condenar monetariamente al agresor o a quien discriminó, pero quienes somos afectadas tenemos que demostrar esa agresión. Si no la probamos, nosotras tenemos que pagar”.

Por ello, cree que la revisión a dicha ley debe ir acompañada de la discusión de otros proyectos que están en trámite, entre ellos los que condenan los “crímenes de odio”, que “es un concepto que instaló la ONU para indicar que a las lesbianas, gays, bisexuales y trans se nos mata con cizaña, y eso debe ir acompañado de penas de cárcel”.

Montecinos dice que también se debe impulsar la discusión del proyecto que contempla la violencia integral hacia las mujeres, el que pasó al Senado y al que el gobierno le introducirá indicaciones.

Claudia Amigo, de la organización Familia es Familia, que concientiza sobre los derechos lesbomaternales, coincide en que “no debiera ser que la víctima tenga toda la carga de comprobar que ha sido agredida. Hay que poner ese peso sobre los agresores. Además, necesitamos que exista más educación y respeto por la diversidad humana, porque este país está fundado sobre la violencia, que es tolerada desde el Estado”.

Isabel Amor, de la Fundación Iguales, cree que la aplicación de la Ley Zamudio es siempre tardía, porque es en respuesta a las agresiones, por lo que el cambio debe ser preventivo: “Se necesita un cambio de paradigma, para entender que la sociedad se compone de personas diferentes. Hay que apuntar a la prevención”.

Sospechoso identificado

La joven agredida logró identificar uno de sus agresores, antecedente que está en manos de la fiscal Occidente Paola Salcedo.

“Este domingo se va a tomar declaración a la pareja de Carolina, quien es testigo presencial de los hechos. Efectivamente hay un sospechoso, pero debemos recabar algunos antecedentes antes de pedir su detención. Se trata de una persona que, al parecer, anteriormente había tenido actos de hostilidad hacia Carolina”, indicó Salcedo.

En tanto, Alondra Carrillo, de la Coordinadora Feminista 8M, explicó que la tipificación de los crímenes de odio será parte de la agenda de la huelga feminista que se realizará el 8 de marzo.

Seguir leyendo