Carabineros encuentra cuerpo sin vida de mujer que permanecía extraviada en la comuna de Colbún

La mujer, identificada como Lilian Galleguillos (43), salió de su domicilio en su vehículo el 4 de noviembre. Días después, luego de que la familia estampara la denuncia por presunta desgracia, fue encontrado el auto donde se movilizaba al interior del Canal Maule de Armerillo, en la comuna de San Clemente.


Hoy, a eso de las 10.30, personal del Gope de Carabineros encontró el cuerpo sin vida de una mujer que estaba siendo buscada desde el 4 de noviembre en Colbún, Región del Maule.

Ese día, la mujer, de 43 años, identificada como Lilian Galleguillos, salió de su domicilio en su vehículo. Días después, luego de que la familia estampara la denuncia por presunta desgracia, fue encontrado el auto donde se movilizaba. El vehículo fue hallado al interior del Canal Maule de Armerillo, en la comuna de San Clemente.

Según informó Carabineros hoy, el cuerpo fue ubicado a 4 kilómetros al Sur Este de la central Hidroeléctrica Lircay y a 25 kilómetros de donde estaba el auto.

El Capitán de Carabineros y jefe del Gope Maule, Diego Aravena, dijo que “se realizó un trabajo de rastreo por el canal Lircay, que fue cortado ayer. Un trabajo técnico por parte del Gope. Fueron aproximadamente 24 a 28 kilómetros hasta la Hidroeléctrica Lircay, logrando el hallazgo de una persona de sexo femenino, posiblemente la persona que se encuentra con presunta desgracia”.

Respecto a las dificultades del sitio explorado, el uniformado dijo que “era un sector súper complejo, donde habían muchos socavones, corrientes y arena suelta. Se tuvieron que bucear algunos lugares y otros lugares se tuvieron que rastrear con equipo técnico. Lo importante es que dimos hallazgo de la persona y le damos tranquilidad a la familia”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.