Charles Scicluna pide perdón de rodillas en nombre del Papa

Scicluna en la misa realizada en Osorno.

El administrador apostólico, Jorge Concha, ofició hoy su primera misa en la ciudad.


“El Papa Francisco me ha encargado pedir perdón a cada uno de los fieles de la diócesis de Osorno y a todos los habitantes de este territorio por haberles herido y ofendido profundamente”. De rodillas y acompañado por el sacerdote Jordi Bertomeu y el nuevo administrador apostólico, Jorge Concha, el obispo de Malta, Charles Scicluna, pidió perdón a la comunidad de Osorno en nombre del Papa.

El momento, que era uno de los más esperados de su visita a Osorno, se dio este domingo durante una misa realizada en la Catedral San Mateo que contó con una masiva asistencia. La ceremonia estuvo marcada por el recibimiento de Jorge Concha, quien tomó posesión de su cargo y ofició su primera eucaristía.

Durante la homilía, Concha fue ovacionado varias veces, particularmente cuando señaló que “hoy vemos con claridad que hay tantas formas de abuso que no pueden volver a ocurrir, procedimientos que no se pueden volver a repetir. Hay formas de hacer Iglesia que se deben cambiar”.

Una vez terminada la ceremonia, el nuevo administrador apostólico aseguró, respecto al perdón, tener seguridad de “que el Papa lo siente de corazón. Espero que todo esto ayude a la reconciliación y a ser una Iglesia, una comunidad, juntos”. Sobre el tiempo en el que podría mantenerse como líder de la diócesis, aseguró que “es algo que depende del Papa”.

En tanto, antes de regresar a Santiago, Scicluna realizó un punto de prensa en el que destacó la importancia que tuvo para ambos enviados papales la visita y reconoció que la “reconciliación verdadera no se logra con una misión de unos días, sino que es un don de Dios que debe ser acompañado de un proceso largo que requiere paciencia, generosidad y humildad”.

Si bien la Organización de Laicos y Laicas de Osorno había asegurado que su participación en la misa estaba en duda, finalmente asistieron y una vez finalizada la ceremonia levantaron carteles con la consigna “no hay paz sin justicia”. El vocero de la agrupación, Juan Carlos Claret, señaló que “queremos manifestar que durante estos tres años, más que pelear contra lo que hemos odiado, estamos peleando para defender lo que amamos”.

Seguir leyendo