Chile experimenta claro descenso y flujo negativo de migrantes en la pandemia

12 Abril 2020 / IQUIQUE Un grupo de 430 bolivianos que se encontraban en la frontera de Chile con Bolivia fueron albergados en un liceo en Iquique tras imperdirseles el paso a su país, producto de las medidas de seguridad aplicadas por Bolivia frente a la pandemia desatada por el coronavirus Covid-19. FOTO: CRISTIAN VIVERO BOORNES/AGENCIAUNO

En la primera quincena de abril ingresaron solo 290 extranjeros, mientras que los que dejaron el país fueron 2.165. Cierre de fronteras jugó rol clave. Servicio Jesuita a Migrantes dice que los foráneos buscan estar con sus familias en la crisis.




Hoy se cumplen 46 días desde que las fronteras chilenas se encuentran cerradas. La decisión se adoptó el 18 de marzo, cuando el Presidente Sebastián Piñera decretó el estado de excepción y prohibió el ingreso de todos los extranjeros que no tuvieran residencia en nuestro país.

La medida trajo consecuencias: un flujo negativo de migrantes, en el cual durante los primeros 15 días de abril fueron más los extranjeros residentes que salieron del país, en comparación con los que ingresaron.

Según cifras de la subsecretaría de Interior, entre enero y el 15 de abril entraron 1.198.04 extranjeros (turistas y residentes). En cuanto a los egresos, se registraron 1.146.901 salidas (ver infografía).

En tanto, de acuerdo a la información de la PDI, los extranjeros que más ingresos registran son los residentes peruanos (163 mil), bolivianos (80 mil) y argentinos (63 mil).

El peak de ingresos y salidas ocurrió en enero, dándose la lógica, explican las autoridades, pues era el inicio de un verano donde poco se sabía en Chile respecto del coronavirus. Así, enero y febrero mantuvieron sus números normales respecto de años anteriores. Sin embargo, fue en marzo y abril cuando se registró una baja de 99% en los ingresos.

Como cifra general, a fines del año pasado se registraron 1.492.522 extranjeros en el país, según cifras del INE y el Departamento de Extranjería del gobierno.

Cambios

Los saldos negativos de flujo de migrantes comenzaron a notarse ya en marzo, cuando salieron 1.400 personas más de las que entraron. En abril, en tanto, ingresaron al país 290 extranjeros residentes, dado que no está permitido la llegada de turistas, y salieron 2.165.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, explicó que “Chile, cumpliendo con las obligaciones de los tratados internacionales, nunca cerró sus fronteras para sus nacionales e incluso para los extranjeros con visa de residencia en el país. Lo que ocurrió es que nuestros países vecinos cerraron sus fronteras de manera absoluta, dejando incluso a nacionales de Perú, Bolivia y Argentina a la espera en Arica, Colchane y el aeropuerto Arturo Merino Benítez. Nosotros, como gobierno, esperamos que una vez superada la fase más compleja de la pandemia podamos reabrir nuestras fronteras”.

El que las salidas durante el mes pasado representaran más que los ingresos es un factor importante de análisis para José Tomás Vicuña, director del Servicio Jesuita a Migrantes. “Se están yendo los migrantes y es lo que hemos visto en otros países, dado que por sus condiciones labores prefieren estar con sus familias en sus países. Por ejemplo, nosotros tenemos una solicitud de 222 venezolanos que buscan volver”, dijo. Vicuña advirtió que esta situación se ha dado en otras partes del mundo, pero que se han impulsado medidas para otorgarles beneficios a los extranjeros y motivar su permanencia. “Acá eso no ocurre”, sostiene.

Galli, por su parte, sostuvo que “la aglomeración de extranjeros en distintos lugares también está relacionada con las medidas adoptadas por sus países. En nuestro país, la política social y de apoyo a los más vulnerables no discrimina. Adicionalmente, hay que entender que los migrantes, en el contexto de la pandemia, han querido volver a sus países de origen para estar con sus familias”.

Medidas

En Interior informan que se han impulsado medidas de apoyo por los ministerios del Trabajo, Hacienda, Desarrollo Social, Economía, Mujer y Equidad de Género y Salud. “El coronavirus no distingue nacionalidad”, indicó el subsecretario Galli.

¿Quiénes pueden ingresar al país? Según explicaron desde la jefatura nacional de Migraciones y Policía Internacional, de la PDI, además de los residentes, el personal asociado a la carga desde y hacia Chile; personas que ingresen con el solo fin de proseguir su tránsito a un país extranjero, los tripulantes de aeronaves que ingresen a territorio nacional; los menores con padres chilenos o extranjeros residentes de manera regular en el territorio nacional, y delegaciones diplomáticas y de ayuda humanitaria.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.