"Del Rafael Garay que la gente conoció no queda absolutamente nada"

Imagen Garay Astorga1

El autodenominado economista habló desde la cárcel anexo Capitán Yáber.

El acusado de estafa concedió una entrevista desde la cárcel. Asume el delito y detalla cómo gastó los $ 2 mil millones que sus exclientes reclaman.


"Del Rafael Garay que la gente conoció, que era un Rafael Garay autosuficiente, conocido más que nada por su trabajo profesional, con un prestigio ganado después de muchos años de trabajo y con muchas facetas que desconocían, pero que tampoco existen: la faceta de alcoholismo, con trastornos de personalidad y alguien muy dado a gastar compulsivamente dinero... De ese Rafael Garay yo creo que no queda absolutamente nada", así parte la primera entrevista del autodenominado economista, Rafael Garay, concedida al periodista Juan Manuel Astorga en la cárcel Anexo Capitán Yáber y que anoche transmitió Mega. En la conversación, el acusado detalla por qué y cómo cometió los delitos que se le imputan. El contenido de la entrevista también se reproducirá el lunes íntegramente por Radio Infinita.

¿Qué es lo que lo llevó a cometer estafas?

Para terminar con la duda, es estafa. Estoy imputado por estafas, yo declaré haber cometido los ilícitos por lo tanto no podría ahora decir que no cometí una estafa; pero hay una larga cadena de sucesos que lleva a eso. Yo fundé una empresa, esa empresa la funde el 2008, generó en periodos importantes utilidades, ganancias, etc. Cosa que vamos a acreditar en su instancia en el proceso judicial, pero pasada la candidatura senatorial. Recuerda que yo fui candidato al senado en 2013 en la circunscripción Biobío Costa…

Con no mal resultado…

No, no mal resultado… No gané, digamos.

Pero fue cercano al 9% de los votos…

Poco más del 9%… Pero yo terminé muy desgastado en lo emocional, obviamente había interrumpido mis fuentes de ingreso. Cuando uno es candidato al Senado no se dedica a hacer asesorías, consultorías y terminé muy desgastado y lo que empecé a hacer fue a usar plata del dinero que me habían prestado estas personas y que yo tenía la obligación de resguardar y hacer crecer, pero la empecé a gastar.

Pero no se la habían prestado, más bien se la habían entregado para su inversión y rentabilidad.

Para su mantención y crecimiento a partir de la base de inversores, para que rentara ese dinero y eso no lo hice. Lo malgasté derechamente, por lo tanto existe una deuda con esas personas que se querellaron en mi contra.

¿Por cuánto dinero estima que estafó a la gente?

Lo más preciso es el peritaje de la PDI que fue ingresado a la carpeta investigativa el 26 de septiembre de 2017, y eso establece un monto total de 1.240 millones. Es lo que más se ajusta a la realidad.

Jaime Retamal, que era gerente del Pasapoga, dijo en una entrevista que usted le había dicho que iba a dejar la cagá (sic), que había una estafa por 50 millones de dólares.

No recuerdo haber hecho eso. 50 millones de dólares me parece una cifra alta... Los montos que yo defraudé se usaron para gastos y los gastos superan los $ 2 mil millones.

¿En qué se gastó la plata?

En tres ítem principales: $ 500 millones en consumo, $ 900 millones en vehículos y en gastos en viajes, alcohol y servicios alrededor de $ 500 millones.

¿En qué se parece a Alberto Chang?

Uff en nada. Alberto Chang creó una empresa desde cero que nunca prestó un servicio, planeó sacar los dineros del país, construyendo un patrimonio afuera para poder defender sus procesos de extradición y no lo van a traer nunca de vuelta, yo te lo digo, porque hay múltiples instancias para poder pelear la extradición y él va utilizando todas… Yo reconozco los hechos imputados, nunca tuve el ánimo de crear una estructura para llevarme ese dinero del país. Lo de haber estado fuera de Chile fue simplemente una mala casualidad, nunca transferí a otras cuentas y la empresa era real, prestó servicios y tiene cientos de millones de facturación para respaldar lo que digo.

Este lunes el Tercer Juzgado de Garantía revisará la prisión preventiva de Garay, ad portas del juicio oral.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.