"Esta gente está consumida por el resentimiento y el odio": La dura carta del hijo de la diputada Girardi tras agresión sufrida en campus de la U. de Chile

gomez-millas

Durante la última sesión de la comisión de Educación, la legisladora del PPD leyó un extracto del testimonio que escribió el joven estudiante de Ingeniería Ambiental tras la brutal golpiza que sufrió al interior del campus Juan Gómez Millas el pasado 26 de julio.


Este lunes, la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados abordó los hechos de violencia contra estudiantes ocurridos al interior del campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile.

En la instancia- en que participó el rector Ennio Vivaldi, la presidenta de la Fech, Emilia Schneider, y Polete Vega, alumna de la casa de estudios que fue agredida hace algunas semanas- la diputada PPD Cristina Girardi se refirió a la brutal golpiza que sufrió su hijo el pasado 26 de julio en el mismo campus, cuando fue atacado por un grupo de al menos 7 sujetos que lo dañaron a él y a su polola.

En la comisión, Girardi leyó extractos de una carta escrita por el estudiante de Ingeniería Ambiental en que relató el ataque que lo dejó con una fractura en el metacarpiano derecho, fractura nasal y un TEC.

Según el testimonio del estudiante, esto ocurrió cuando se dirigía a buscar su auto a un estacionamiento al interior del campus, el 26 de julio pasado, y vio como unos sujetos se quitaban los overoles mientras comentaban acerca de un conflicto que estaba ocurriendo en "Las Palmeras".

El joven no le dio importancia y continuó su camino, esperó a su polola dentro del vehículo -de propiedad de su madre- y se puso a jugar con el celular. En ese instante, "un tipo flaco, de polerón negro, barba y pelo rizado oscuro" se le acercó y le preguntó de forma violenta y amenazante si estaba grabando. Él le contestó que no y el tipo empezó a insultarlo.

Fue allí cuando el joven "se enojó", según contó en el escrito, y se bajó del auto para encararlo y decirle que le dijera esas palabras a la cara. A los pocos segundos llegaron los otros sujetos que lo llamaron "cuico, facho y cobarde" porque -según ellos- se estaba escondiendo en el auto. Él les contestó que no tenía miedo.

Acto seguido, de acuerdo a su relato, una de las mujeres que se encontraba en ese grupo le tocó con fuerza los pelos de la barba y lo emplazó: "¿Por qué tirita la pera si no tienes miedo?" Él le apartó la mano y el grupo, al que describió como una "jauría", comenzó a golpearlo de manera violenta con sus cinturones.

En la carta, el joven sostuvo que toda su vida ha repudiado el abuso de poder de cualquier tipo, porque durante su época escolar fue víctima de bullying. En este sentido, explicó que cuando se enfrenta a una situación de este tipo "mi reacción contra los abusivos es instintiva, no soy de los que se queda en shock".

"Esta gente está consumida por el resentimiento y el odio, al punto que ponen en peligro a la comunidad completa", agregó el estudiante de Ingeniería Ambiental en la carta leída por su madre en la comisión de Educación.

Para el joven, "esta situación no debería darse" porque la universidad "es un lugar que se supone seguro donde la gente acude a este sitio para desarrollarse".

La reflexión de la parlamentaria: "Esto lo hemos creado entre todos"

Tras leer la carta escrita por su hijo, la legisladora reflexionó acerca de los hechos ocurridos.  "Aquí hay una sociedad que está enferma de rabia, enferma de resentimiento, de odiosidad y eso lo hemos creado entre todos, no me eximo de la responsabilidad. Y la responsabilidad para enfrentar esto es cambiando lo mal que lo hemos hecho", sostuvo.

"Nadie merece ser agredido, pero todos estamos siendo agredidos permanentemente", dijo la diputada, y agregó que "somos todos responsables, tenemos que ponernos a pensar cómo evitar que estas situaciones se repitan". 

Comenta