Excarabinera: las cinco pruebas que apuntan al sospechoso

ilse-ojeda

Policía colombiana detuvo hoy a la pareja de la mujer, un joven de 28 años a quien la víctima conoció en Chile.




Hoy sería el cumpleaños número 52 de la exsargento de Carabineros Ilse Amory Ojeda y su hermana menor, Alejandra, deberá trasladarse a Bogotá, en Colombia. Pero el viaje, lejos de ser una celebración, tiene por objetivo realizar pruebas de ADN en el Instituto de Medicina Legal. Esto ayudará a identificar si los restos hallados en un sector boscoso del municipio de Rionegro, en el departamento de Santander, corresponden a su familiar.

Hoy, a las 6.10 de la mañana, también viajará a Bogotá una delegación chilena, que estará conformada por la fiscal Occidente Gabriela Cruces, la asistente social Daniela Carvajal, además de funcionarios de la PDI.

De esta forma, se comienza a cerrar una historia que comenzó el 29 de marzo, cuando su familia en Chile perdió la pista de la expolicía, quien solía mandarles videos de su nueva vida en Colombia, la que había inciado, sin previo aviso, tres semanas antes.

Hoy la policía de Colombia detuvo en la localidad de Bucaramanga al principal sospechoso de la desaparición de la mujer. Se trata de su pareja, un hombre colombiano de 28 años a quien Ojeda conoció en Chile.

Historia

Dos años atrás, en 2017, la exsargento conoció en el casino de suboficiales de Carabineros a Juan Valderrama e iniciaron una relación. La familia de la mujer manifestó sus aprensiones por este vínculo, pero fueron ignorados por Ojeda.

A inicios de 2018 Valderrama se devolvió a su país. Durante ese tiempo, según información recabada por la Policía Nacional de Colombia, él habría recibido un "giro" de 1.200.000 pesos colombianos, equivalente a unos $ 250 mil. El joven regresó en octubre del mismo año a Chile para pedirle a Ojeda que solicitara el retiro de la institución, por el cual habría recibido $ 20 millones. El 5 de marzo pasado, sin dar aviso a los familiares de la chilena, ambos viajaron rumbo a Medellín.

Desde allí, de acuerdo al relato que el joven dio esta semana al diario El Tiempo, la pareja estuvo por Medellín, Puerto Parra, Bucaramanga y Curití.

Investigación

Si bien la familia chilena desconocía el paradero de Ojeda desde el pasado 29 de marzo, el 14 de abril fue cuando la información sobre la desaparición llegó a conocimiento de la policía colombiana.

Desde esa fecha, en que iniciaron la indagatoria, pudieron identificar que ocurrieron los siguientes hechos: el 13 de marzo Valderrama viajó con una ciudadana norteamericana por nueve días y con quien visitó también a su familia en Santander. En este periodo Ojeda quedó en la finca del padre del joven. Finalmente, y de acuerdo a la versión que entregó el sospechoso, la chilena desapareció después de un conflicto personal entre ambos, al enterarse de la relación que él tenía con la estadounidense.

Las interrogantes sobre qué pasó con la mujer comenzaron a disiparse hoy, cuando comenzaron a unirse puntos y se reunió una serie de evidencia que apuntaba a que Valderrama sería el responsable de la desaparición de la chilena. Si los exámenes de ADN coinciden -Cancillería aseguró que los restos allados en Colombia tienen un elevado porcentaje de parecido con la mujer-, se le presentarán cargos por feminicidio, falsa denuncia y obstrucción de pruebas.

En el transcurso de la indagatoria, la fiscalía y la policía pudieron determinar cinco pruebas que fueron claves para detener al joven.

Primero, según relató hoy en rueda de prensa el general Oscar Atehortúa, la mujer adquirió un seguro de vida por más de US$ 30 mil, cuyo beneficiario sería Valderrama.

Además, en el vehículo del joven se encontró el celular de la exsargento, junto con sus tarjetas de crédito, su identificación de Carabineros y otros documentos.

Otra de las evidencias fue la de un hombre que, al ver el rostro del joven en televisión, acudió a informar que este le había pedido ayuda para incinerar un vacuno. El testigo relató el sitio donde habrían sido quemados los supuestos restos del animal. Ese fue el lugar donde hoy fue encontrado el cadáver calcinado de una persona, quien se sospecha corresponde a Ojeda.

A esto se suman, de acuerdo con la policía, a "inconsistencias" en la declaración de Valderrama. En este sentido, el fiscal regional Occidente José Luis Pérez Calaf, indicó que el hombre estaría confeso.

También, entre las pruebas recabadas están los registros en que se vio su vehículo transitando en cuatro ocasiones entre Bucaramanga y Rionegro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.