Extranjería proyecta 200 mil solicitudes de permanencia definitiva

A_UNO_968964_6787e

Foto: Agencia Uno.

El certificado es uno de los más complejos de obtener. El gobierno implementó ahora su entrega en línea.




El aumento de las solicitudes de permanencia definitiva en Chile ha sido progresivo durante los últimos años. Según las cifras del Departamento de Extranjería y Migración (DEM), en 2014 se recibieron 48.533 peticiones anuales, y para este 2019 se proyecta que superen las 200 mil. A agosto de este año, por ejemplo, las solicitudes prácticamente igualaban las de todo el año anterior.

Por esta razón, a partir del pasado 9 de septiembre, los extranjeros en Chile que quieran obtener su certificado de permanencia definitiva en el país lo podrán obtener de manera digital. Según señalan desde el gobierno, esto permite un ahorro de hasta 70 días, además de eliminar el requisito de pedir una cita para obtener el certificado.

En el balance de las primeras 24 horas, el jefe de Extranjería, Álvaro Bellolio, detalló que se subieron cerca de 57 mil certificados y ya se han descargado más de mil.

La medida es parte del proceso de modernización del departamento, que comenzó en marzo de 2018 a cargo del ingeniero civil Vartan Ishanoglu. Con el fin de evitar las filas que se extendían por hasta 12 cuadras y nueve horas de espera, una de las primeras acciones fue la agenda de citas en línea. En mayo pasado se continuó con el sistema de trámites vía web -a través del cual ya se accede a 44 procedimientos- y en agosto de ese año fue el primer mes en que se realizaron más diligencias en línea que presenciales.

"La primera fase fue pasar de un sistema análogo a un sistema digital, y la siguiente es pasar a un modelo automatizado, para que las personas no tengan que esperar y tener información instantánea. En términos de volumen, tenemos más del 70% de los trámites online", explicó Bellolio.

La meta, a septiembre de 2020, es que el 100% de los trámites sean en línea, y que a marzo de 2022 el 50% de los trámites sean automatizados, es decir, que se puedan entregar de forma automática respuestas a peticiones, por ejemplo, de prórroga de visas.

Entre las organizaciones que trabajan a diario en atención a migrantes, si bien valoran los esfuerzos realizados desde el gobierno por modernizar el servicio, también son críticas respecto de cómo se ha implementado la iniciativa.

Desde el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Francisca Flores, responsable de la atención social en Santiago, afirma que "muchas veces las personas no cuentan con la información suficiente para hacer un trámite y cuáles son los plazos para que ese trámite se consolide".

En el Instituto Católico Chileno de Migración (Incami), la vocera Karla Nowajewski cree que "los plazos de espera para realizar cualquier trámite cada vez se extienden más. Incluso, un trámite como es el cálculo de multa, que antes las personas lo podían resolver en uno o dos días, hoy esperan hasta dos a tres meses solo para saber cuánto es el valor de la multa que deben pagar".

Comenta