Fiscalía investiga presunto secuestro por encargo en Rancagua

RancaguaWEB

Madre de Emmelyn pide continuar con la custodia de la niña y rechaza que quede al cuidado del Sename.




En prisión preventiva quedaron ayer los tres imputados por secuestro, violación y abuso sexual de una menor de 10 años en Rancagua. Los formalizados, además, estarían vinculados a una banda de tráfico de drogas de la ciudad, lo cual es investigado por el Ministerio Público.

El fiscal de Rancagua, Sergio Moya, explicó, en entrevista con radio Bío Bío, que "un sujeto dedicado al microtráfico de drogas les encarga a dos consumidores, un matrimonio, que le ubiquen una menor de sexo femenino de aproximadamente 10 años de edad para abusar de ella y a cambio les ofrece dinero en efectivo y bolsas de pasta base".

Según el subprefecto de la Brigada de Delitos Sexuales (Brisexme) de Rancagua, Juan Ángelo Gacitúa, existe un vínculo con "una persona que se dedica al comercio de drogas en pequeñas cantidades".

Durante la formalización, el tribunal prohibió revelar la identidad de los imputados. Durante la investigación se estableció que dos de los detenidos, antes de llevarse a la menor de 10 años, habrían intentado hacer lo mismo con otra de 7 años, la cual resultó lesionada, pero logró escapar.

Los tres imputados fueron detenidos el sábado por la PDI. Tras su formalización permanecerán recluidos en la cárcel de Rancagua, mientras esté abierta la investigación, para la cual fue fijado un plazo de cinco meses.

Respecto de si los tres detenidos habían participado en el secuestro y posterior violación de la menor, el jefe de la Brisexme manifestó que "las tres personas están implicadas en el secuestro y su participación la va a determinar el respectivo juzgado de garantías". De acuerdo con la fiscalía, los imputados arriesgan presidio perpetuo.

Secuestro

El secuestro se registró durante la noche del viernes en la Villa Los Tilos, en Racangua, cuando la menor, junto a su hermano de 12 años, iba a comprar a un almacén cercano. Allí habrían sido interceptados por los imputados, que se movilizaban en una camioneta, según un testigo que dio aviso a las autoridades.

Fue la madrugada del sábado cuando la PDI activó el operativo de búsqueda de la niña, quien horas más tarde logró fugarse de la casa en la que permanecía retenida. Hasta ayer la víctima estaba internada en el Hospital de Rancagua.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.