Gobierno propondrá que delitos sexuales a menores prescriban en un plazo de 30 años

Hernán Larraín

Ejecutivo presentará indicación que triplicará el tiempo en que caduca el plazo para indagar estos ilícitos.




A partir de las 10.30 de hoy, el Presidente Sebastián Piñera, en compañía del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, presentarán una indicación que amplía el plazo de prescripción para delitos sexuales en contra de menores de edad.

La iniciativa propone duplicar los plazos considerados para formalizar un delito de este tipo. Ante esto, el Ejecutivo pretende incrementar de cinco a 10 años el periodo de prescripción para delitos simples, mientras que en caso de los crímenes de mayor gravedad, se aumentará de los 10 años actuales hasta 30.

Además, la indicación solicita suspender el plazo de prescripción cuando la vejación sexual contra el menor de edad se realiza en contextos de dependencia con el agresor. Por ejemplo, en ambientes comunes de tipo educacional, laboral, espiritual, entre otros.

La modificación se introducirá al proyecto de ley ingresado al Congreso en 2010 por los senadores Jaime Quintana (PPD) y Ximena Rincón (DC), y los exparlamentarios Patricio Walker (DC) y Fulvio Rossi (exPS). La iniciativa fue aprobada por la Comisión de Infancia del Senado y ayer recibió el voto favorable en la instancia de Constitución. En la actualidad, las únicas causas que cuentan con imprescriptibilidad son aquellas relacionadas a crímenes de lesa humanidad.

Durante su presentación, ayer ante la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, el ministro Larraín adelantó que el Ejecutivo se había inclinado por el aumento de la prescripción de los delitos, por sobre la imprescriptibilidad de estos hechos.

Según advirtió Larraín, el gobierno optó por esta posición, no obstante, no se cierra a que pueda ser revertida en la discusión en el Parlamento. "Es una discusión abierta en Chile y en el mundo entero. El Congreso va a poder discutir y ver cuál es el camino que prefiere", indicó.

El proyecto fue discutido en una etapa prelegislativa, la cual contó con la participación, entre otros, de los diputados Andrés Longton (RN), Matías Walker (DC), además de James Hamilton, víctima de abuso sexual de Fernando Karadima y uno de los denunciantes que fue recibido por el Papa Francisco en el Vaticano.

Al término de la reunión con el Sumo Pontífice, Hamilton se refirió a esta discusión y solicitó al gobierno avanzar en la imprescriptibilidad: "Le pido aquí públicamente al Presidente de mi país que tome la decisión más sabia y a favor de las víctimas, que hoy en día lo necesitan para la paz social y en su corazón, una ley de imprescriptibilidad para abusos sexuales contra menores y adolescentes", dijo.

Ante esta petición, Larraín asumió que se trata de una discusión "que reconocemos pendiente" y reveló que ha sostenido reuniones con Hamilton: "Siempre han estado abiertas estas dos posibilidades, o la imprescriptibilidad total o el aumento del plazo en forma significativa. El gobierno ha tomado este último camino y la decisión queda abierta a lo que el Congreso discuta", señaló.

Para el diputado Walker, la propuesta "es un avance", no obstante, consideró no estar ciento por ciento conformes. "Vamos a insistir en la imprescriptibilidad, por la naturaleza especial del delito de abuso sexual infantil".

Comenta