El hombre fuerte de la infraestructura vuelve a Salud

Autor: O. Fernández

El doctor Luis Castillo es el nuevo subsecretario de Redes Asistenciales y será quien llevará adelante el plan de inversiones de la cartera.


El cambio de gabinete también alcanzó al Ministerio de Salud, aunque no se comunicó formalmente: Gloria Burgos, subsecretaria de Redes Asistenciales, fue reemplazada en su cargo por el médico y académico de la UC Luis Castillo, quien había ocupado ese rol entre 2010 y 2014, durante el primer mandato de Piñera.

¿Por qué este cambio? Castillo es especialista en infraestructura hospitalaria. De hecho, fue el encargado de llevar adelante la cartera de concesiones en esa área durante su gestión pasada. Quienes conocen el sector añaden que es una buena carta tomando en cuenta que el Presidente tiene previsto lanzar su plan de infraestructura en salud la próxima semana y requiere a personas de alta experiencia y con perfil político en esa tarea.

Justamente, este último punto era una de las debilidades de Burgos. La médica no tenía visibilidad en materia política y se le criticaba internamente de tener escaso protagonismo.

La llegada de Castillo, ligado a la UDI, es, además, vista como un apoyo para el ministro de Salud, Emilio Santelices, quien ha vivido momentos complejos al frente de la cartera.

Tras su nombramiento, el nuevo subsecretario dijo a La Tercera que “siempre es un tremendo desafío mejorar la gestión y, sobre todo, que la ciudadanía lo reciba bien. Queremos tener una medicina más resolutiva y cálida para las personas”.

Agregó que desde este año se verán los avances que fueron iniciados durante el primer mandato de Piñera, como es el caso “del Hospital de Antofagasta, que está esperando su recepción, como también el Félix Bulnes. Además, veremos el Hospital Exequiel González Cortés. Hay un montón de obras que se pondrán en marcha muy pronto”.

Otro punto donde colocará énfasis será en la telemedicina, es decir, que haya atención a los pacientes a la distancia, con el fin de agilizar las prestaciones en salud. También intentará rebajar las listas de espera por atenciones de enfermedades Auge y no Auge. En este caso, se estima que hay 1,8 millones de usuarios aguardando por una consulta.

Seguir leyendo