¿Qué implica una alerta sanitaria?

FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA

Adquirir bienes o equipamiento liberado del proceso de licitación, y contratar o trasladar personal de un establecimiento a otro, es una de las facilidades que otorga este estado.


El Ministerio de Salud decretó alerta sanitaria para las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, Maule, Araucanía y Metropolitana, además de las provincias de Concepción y Llanquihue.

¿Pero qué significa esta condición?  El Minsal puede, a través de las Secretarías Ministeriales Regionales contratar personal de servicios de la salud o trasladar personal de unos a otros establecimientos de salud, según las necesidades de la población.

Además adquirir bienes, servicios o equipamiento necesarios para el manejo de la urgencia, lo cual queda liberado del proceso de licitación.

También los respectivos servicios públicos y demás órganos de la Administración del Estado, deben colaborar para adoptar estas medidas de alerta sanitaria.

El mismo ministro Jaime Mañalich, indicó que esta alerta "permite al Minsal hacer el mejor esfuerzo para responder a esta situación de riesgo de salud para la población".

"Autoriza en concreto para la compra de servicios para transporte aéreo y terrestre;  evacuar personas;  tener más ambulancias disponibles en la red; contratación extraordinaria de personal, reconversión de camas en el servicio público, coordinación -que es la labor que hacen los seremis en cada una de estas regiones y en provincias con otros servicios públicos como con bomberos y carabineros -  aumentar los controles sobre fuentes de agua potable o sistemas alcantarillado, adquisición de equipamiento, sin necesidad de recurrir a licitaciones del mercado público sino por trato directo", explicó la autoridad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.