Informe advierte un aumento en casos de tuberculosis en el país

genteWEB (1)

Centro de Arica, una de las regiones con las tasas más altas de tuberculosis. Ariqueños se preparan para el primer día de alegato chileno en La Haya ante la demanda maritima de Bolivia. Algunos ciudadanos pusieron banderas en sus casa en apoyo al equ...

Ministerio de Salud cifró en 2.740 los nuevos eventos en 2017 y descartó cumplir la meta de reducción impuesta a 2020. Tarapacá, Arica y Antofagasta lideran la lista.




De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis es una de las 10 principales causas de mortalidad en el todo el mundo, afectando principalmente a los sectores más vulnerable de la sociedad.

Y si bien Chile mantiene una baja frecuencia de esta patología y una buena cobertura en la atención de los pacientes, en los últimos años no solo no se ha logrado disminuir los casos, sino que estos han registrado un aumento.

Así lo revela el último Informe de Situación Epidemiológica y Operacional del Programa Nacional de Tuberculosis, del Ministerio de Salud, que concluye que la morbilidad total de la enfermedad -es decir, los casos nuevos y recaídas- pasó de 14 casos por 100.000 habitantes en 2016 a una tasa de 15,6 el año pasado. En tanto, la tasa de la incidencia de esta patología -que considera solo casos nuevos- aumentó de 13,2 casos por 100.000 habitantes en 2016 a 14,7 el año pasado, con 2.740 contagios.

Según la definición de la OMS, para ser calificado como un país con baja incidencia de tuberculosis, se debe alcanzar una tasa de 10 casos por cada 100 mil habitantes o menos, por lo que Chile no alcanza esa categoría. De hecho, el año en que se alcanzaron los menores registros fue en 2014, con una tasa de 13,4 casos.

El informe de Salud identifica que la población masculina tiene una tasa 1,9 veces mayor que la femenina, correspondiente al 65% del total de casos. Además, se observa un aumento acelerado entre las personas de 25 a 34 años de edad, coincidiendo con el grupo donde, además, han crecido los contagios de VIH.

Este aumento se contrapone con las metas definidas por las autoridades para disminuir las cifras de incidencia y morbilidad de la tuberculosis, ya que, según explicó la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, " lo que nosotros nos habíamos propuesto era en 2020 llegar a cinco casos por 100 mil personas. Claramente esta cifra no la vamos a alcanzar, debido al estancamiento de la detección y el aumento en los casos".

Objetivos

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dispuestos por la Organización de las Naciones Unidas, fija la meta de poner fin a la epidemia mundial de la tuberculosis para 2030. Sin embargo, Daza explicó que como gobierno "estamos recién trabajando en la nueva estrategia nacional. Lo que nosotros queremos es bajar la cifra y llegar de aquí al 2020 a las tasas que teníamos históricamente".

Según el informe, la tasa de morbilidad más alta del país se presenta en la Región de Tarapacá, seguida por Arica y Antofagasta: "El 68,5% de los casos de 2017 tiene al menos un factor de riesgo. Destaca la alta relevancia de la tuberculosis en personas extranjeras en las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Metropolitana y Arica". En cuanto a este dato, la subsecretaria Daza explicó que "más que por ser migrantes, es porque también están viviendo en una situación de vulnerabilidad. Muchos viven hacinados. Entonces, no podemos decir que el ser migrante derive en la potencialidad de la tuberculosis".

Claudio Figueroa, académico del Departamento de Ciencias Biológicas y Químicas de la U. San Sebastián, explicó que "si hay una población donde la tuberculosis hace estragos y es una de las principales causas de muerte, son las personas que tienen infecciones con VIH activas, ya que no tienen un sistema inmunológico adecuado". Por esto, a todas las personas que se les detecta la enfermedad se les aplica, además, el test del VIH.

La situación preocupa al gobierno y esperan poner atajo a la enfermedad. Según explicó la subsecretaria Daza, lo más importante es reforzar la pesquisa de forma precoz. "Cuando nosotros tenemos un caso, claramente hay que ir a pesquisar los casos de alrededor, porque esa persona va a contagiar", dijo.

Por esto, se está capacitando a los médicos de la atención primaria, para que busquen la tuberculosis en las personas que vayan por un cuadro de tos con flemas que duren más de dos semanas.

Figueroa añadió que "la gente cree que la tuberculosis es una patología que está erradicada, y lo que se debería hacer es informar a las personas sobre su existencia y los métodos de prevención. De esta forma, junto a una pesquisa temprana, podría bajar de manera importante la incidencia de la tuberculosis".

Haga click en la infografía para verla ampliada.

Comenta