Inmobiliaria Popular, el proyecto para las familias vulnerables de Recoleta

El plan contempla la construcción de un edificio de 38 departamentos de 55 metros cuadrados que serán entregados en marzo de 2019, con el compromiso de que los arrendatarios comprometan el 25% de su ingreso familiar.



Daniel Jadue, alcalde de Recoleta, sigue avanzando en materia comunitaria.

Primero fue la iniciativa de las "farmacias populares", que no tardó en replicarse en otras comunas de Santiago. Luego, la "óptica popular", con precios accesibles para los vecinos. Ahora, es el turno de la "inmobiliaria popular". 

El proyecto contempla la construcción de un complejo habitacional de 38 departamentos de 55 metros cuadrados con tres dormitorios cada uno, living, comedor, cocina, bodega, terraza y espacios comunes, ubicado en la calle Justicia Social a solo una cuadra de la Municipalidad de Recoleta y del Metro.

Incluso, se reservó el primer piso de la construcción para los adultos mayores, y se espera que las familias habiten sus nuevos hogares en marzo de 2019.

https://twitter.com/danieljadue/status/958348932979023872

"Esto no es un subsidio para que nadie sea propietario", explicó el alcalde a 24 Horas. "Son viviendas municipales con subsidio del Estado pero para arriendo a precio justo, para tratar de atender a todo ese segmento poblacional que no tiene acceso a convertirse en propietarios ni a través del mercado ni de los subsidios, pero que tampoco pueden arrendar".

Además, el edil agregó que "el mercado te exige acreditación de renta, avales y una serie de formalidades que una cantidad increíble de personas no puede cumplir".

El beneficio de la inmobiliaria popular está dirigido a las familias vulnerables que tengan la necesidad de una vivienda, que estén iniciando una familia y a inmigrantes, ya que Jadue aseguró que "el centro de la iniciativa es la dignidad de las personas".

Los beneficiados deberán estar dispuestos a comprometer el 25% del ingreso familiar, "en un arriendo a precio justo que podría ser complementado con el subsidio de arriendo del Estado", puntualizó el alcalde. Los arriendos no durarán más de cinco años, y el tope está dado por un máximo de seis personas.

El edificio fue diseñado por el arquitecto ganador del Premio de Arquitectura de 2002, Juan Sabbagh y de manera gratuita, quien señaló que "Lo entiendo como un deber social. Estamos convencidos que el único camino para transformar Santiago en una ciudad equilibrada, homogénea y que convivan distintos niveles sociales, es que produzca integración y vida urbana".

https://twitter.com/Serviu_RM/status/958356666059296769

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles