Investigan origen de incendio que destruyó iglesia católica en La Araucanía

“Los daños fueron totales al ser de material ligero, madera antigua de 60 años. Entonces la combustión fue muy rápida. El templo contaba con todos sus servicios eléctricos, agua potable y lo raro es que a esa hora, no habían velas encendidas ni nada de eso”, señaló el comandante del Cuerpo de Bomberos de Curarrehue, Sebastián González.




Un incendio cuyas causas son investigadas para descartar o confirmar intencionalidad, afectó está madrugada la Iglesia de San Sebastián en la cordillerana comuna de Curarrehue en la provincia de Cautín, Región de La Araucanía.

Se trata de un edificio patrimonial construido en 1953 que se aprestaba para la festividad religiosa de San Sebastián el 20 de enero y que es administrado por la Diócesis de Villarrica.

A la emergencia que se declaró a la 1.20 horas acudió personal de Bomberos de la localidad con apoyo de compañías de Pucón. Los voluntarios trabajaron hasta altas horas de la madrugada, evitando que se propagara el fuego a otros inmuebles contiguos.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Curarrehue, Sebastián González indicó que “al lugar concurrieron dos unidades de Curarrehue y tres de Pucón, más un camión aljibe. Porque la iglesia es netamente de material ligero, la propagación fue muy rápida, Alrededor de 50 bomberos estuvimos trabajando en la emergencia en conjunto con Bomberos de Pucón. Lo bueno fue que habían dos instalaciones grandes, dos colegios fiscales y uno misional, uno de ellos a cinco metros de la iglesia y no sufrió ningún daño por la contención que le hicimos”.

González añadió que “los daños fueron totales al ser de material ligero, madera antigua de 60 años. Entonces la combustión fue muy rápida. El templo contaba con todos sus servicios eléctricos, agua potable y lo raro es que a esa hora, no habían velas encendidas ni nada de eso”.

Por el momento el inicio del fuego es materia de investigación y el fiscal de turno de la zona lacustre, deberá determinar si es el laboratorio de criminalística de la PDI o Labocar de Carabineros, los que desarrollen las indagaciones para determinar si hubo la presencia de acelerantes en el incio del incendio, que redujo a cenizas el inmueble de 400 metros cuadrados.

El templo parroquial de San Sebastián de Curarrehue, a cargo de los Padres Escolapios, resultó totalmente destruido a causa del incendio, informaron desde el arzobispado, precisando que el fuego también destruyó las oficinas de la parroquia.

La comunidad de Padres Escolapios de Curarrehue señalaron que el hecho está siendo investigado por las autoridades competentes y que no hay víctimas que lamentar.

Monseñor Francisco Javier Stegmeier, obispo de Villarrica, llamó a los fieles a “orar por la comunidad de Curarrehue y por los padres escolapios, que están muy afectados por este incendio, por toda la carga simbólica de este hermoso y emblemático templo”.

La iglesia San Sebastián de Curarrehue fue construida en 1953 por monseñor Francisco Valdés Subercaseaux, conocido como “el Padre Pancho”.

En este templo se inauguró la Ruta Patrimonial 61 del Ministerio de Bienes Nacionales, en colaboración con la Fundación Fray Francisco Valdés Subercaseaux, con el objetivo destacar y poner en valor el legado cultural, social y religioso del primer sacerdote chileno capuchino y obispo de Osorno.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.