James Hamilton: “Ezzati debe, y probablemente, va a caer en la cárcel”

Autor: La Tercera

Foto: Agencia

El médico, víctima del sacerdote Fernando Karadima, indicó no tener muchas expectativas sobre la reunión de este lunes de los Obispos chilenos con el Papa Francisco.


Esta noche, en entrevista con CNN, el médico James Hamilton, víctima de abusos del sacerdote Fernando Karadima se refirió a la situación que atraviesa la Iglesia Católica chilena, a propósito de la reunión que sostendrán este lunes miembros del comité permanente de la Conferencia episcopal con el Papa Francisco. En este sentido, Hamilton señaló no tener demasiadas expectativas.

“Yo pienso que va a ser un desencuentro. Uno no puede soslayar que hay personas imputadas por la justicia…están imputados por encubrimiento de abusos reiterados y masivos en la Iglesia. Estan imputados porque ya no quedó otra. Están imputados y son efectivamente, criminales”, dijo el profesional.

Hamilton argumentó que su pesimismo sobre esta reunión -la que calificó como “lobby”- se debe a que el purpurado chileno desprecia al Pontífice. “Es sin duda un lobby, de gente además que desprecia al Papa. Toda esta gente ha hecho comentarios ‘¿Qué va a saber este si es argentino?, ¿qué se mete?’, un montón de comentarios en sus propias reuniones que se filtran, donde lo desprecian. Lo consideran una persona que los ha dañado, porque para ellos no han hecho nada, se presentan como que no han hecho nada, pero no olvidemos que todos estos obispos que han sido aceptadas sus renuncias, son obispos que probablemente a futuro también van a ser imputados”.

El galeno indicó que la responsabilidad de encontrar justicia en los casos de abusos es exclusiva de las víctimas. “Lo que vaya a pasar en Chile depende nosotros, no tanto de estos obispos”, afirmó.

Respecto al hecho de que el Papa aún no ha designado un sucesor para el obispo Ricardo Ezzati, cuya renuncia fue aceptada por el sumo pontífice, Hamilton fue claro: “eso habla de la profunda crisis de la Iglesia chilena y universal. Incluso se han pensado en reemplazantes extranjeros, pero tampoco hay extranjeros que cumplan con un mínimo para poder venir, porque venirse para ser arzobispo de Santiago no significa solamente tomar algo que ya está en curso, es venir a proceder y limpiar una casa que está llena de desechos y podredumbre”.

Asimismo, indicó que debido a su responsabilidad como encubridor de absusos, “Ezzati debe, y probablemente, va a caer en la cárcel, y prontamente varios otros imputados, entre ellos, Errázuriz, y otros más. Porque la evidencia no resiste más”.

Incluso, Hamilton fue más allá y contó un episodio que deja al descubierto la complicidad del arzobispo emérito de Santiago en silenciar las acusaciones de abuso. “La gente de Errázuriz fue a amedrentar a las víctimas a decirles que si decían cualquier cosa, ellos iban a sufrir demandas millonarias, como fue lo que nos pasó a nosotros justo cuando empezamos el proceso antes que Karadima fuera condenado por el Vaticano”.

Sobre posibles reparaciones, Hamilton dijo: “Nada de lo que ha sido esta crisis ha sido producto de un análisis introspectivo de la Iglesia, todo ha sido lucha de las víctimas. La reparación no la va a dar la Iglesia, la Iglesia nunca ha tenido iniciativa, ni siquiera el Papa. El Papa nos invitió en base a una crisis que se le armó”.

#Tags


Seguir leyendo