Justicia sobresee tres investigaciones abiertas contra el director de la PDI

El director general de la PDI, Héctor Espinosa. Foto: Agencia Uno.

Desde la institución dijeron estar conformes, ya que se logró acreditar en tribunales que las acusaciones en contra de Héctor Espinosa eran falsas. Una de ellas fue una querella presentada por el perito privado Francisco Pulgar, quien acusó al policía y a la fiscal del caso Ambar por declaraciones injuriosas y calumniosas, lo que fue desestimado por tribunales.




El 2020 se abrieron tres investigaciones penales en contra del director general de la PDI, Héctor Espinosa, a causa de querellas presentadas en su contra. Hace algunos días tres de estos casos, según informó la Dirección Jurídica de la policía civil, fueron desestimados y la autoridad fue sobreseída de los cargos que se alzaron en su contra.

Uno de los más mediáticos fue la querella presentada por el perito privado Francisco Pulgar, en contra del jefe policial y la fiscal del caso Ámbar, María José Bowen, en las que se los acusaba de supuestas declaraciones injuriosas y calumniosas. Esto, luego que tanto Espinosa como la investigadora criticaran la presencia del profesional en la casa de Villa Alemana en que fue hallado el cuerpo sin vida de la adolescente y por vestir indumentaria que podría hacer confundir a las personas de que de verdad se trataba de personal de la PDI.

La acción judicial, según una minuta fechada el 19 de abril y firmada por el abogado Omar Castro de la jefatura jurídica de la institución, señala que el caso fue sobreseído por el Juzgado de Garantía de Villa Alemana por no ser hechos constitutivos de delito, decisión que luego fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Valparaíso. En este caso la defensa del jefe policial pidió que Pulgar pague las costas del proceso penal, lo que aún está pendiente por parte de la justicia.

Otra de las decisiones judiciales que fue desestimada en tribunales fue la querella presentada ante el Sexto Juzgado de Garantía de Santiago por Carlos de Celis en contra de Espinosa y miembros del alto mando por supuesta prevaricación administrativa, falsedad, abuso de poder, perjurio y omisión de denuncia. El exfuncionario de la Brigada Policial de Aeropuerto, que denunció al director de la PDI por irregularidades, fue detenido meses después por presuntamente integrar una red de prostitución infantil. Su acción judicial, que apuntaba a Espinosa por el robo de una carpeta con antecedentes que supuestamente revelaban irregularidades de oficiales de la policía civil, también quedó terminada mediante un sobreseimiento y la decisión del propio Ministerio Público de no perseverar en el caso.

A estos dos casos se suma la querella de Germán Vásquez, excomisario, quien denunció a la autoridad policial por haber comprado un auto de lujo de forma irregular e interpuso una acción criminal por supuestos delitos de fraude al fisco y prevaricación administrativa. Hace pocos días se realizó una audiencia en el Séptimo Juzgado de Garantía y el 14 de abril la Corte de Santiago confirmó el sobreseimiento porque el hecho denunciado no era constitutivo de delito.

Tras descartarse ante tribunales los cargos levantados, desde la PDI emitieron un comunicado en que señalan que “como institución estamos muy conformes, pues fue la justicia la que, en todos estos casos, comprobó la falsedad de estas imputaciones, lo que esperamos que siente un precedente en términos jurídicos y que, además, haga recapacitar a cualquiera que se sienta con el derecho de injuriar y calumniar gratuitamente a la institución y a sus integrantes, sin tener bases para ello”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.