La declaración de los cinco Gope que estuvieron cuando Catrillanca fue baleado

Hoy se realizó la reconstitución de escena en el sector de Ercilla.

Los funcionarios dijeron que hicieron “disparos disuasivos y controlados a lugares seguros, con la intención de emplear el sonido (...) para que los antisociales cesen el fuego”.


En una inusual declaración conjunta, firmada por los cinco funcionarios del Gope de Carabineros que estuvieron presente en el momento en que Camilo Catrillanca fue herido con un disparo el 14 de noviembre, detallan cómo habrían ocurrido los hechos que terminaron con la muerte del comunero.

De acuerdo a la declaración -realizada poco después del incidente y adjunta al parte policial-, todo empezó a las 16.20. A esa hora el piquete compuesto por el suboficial Patricio Sepúlveda, el cabo primero Gonzalo Pérez, el sargento primero Carlos Alarcón, el sargento segundo Raúl Avila y el cabo primero Braulio Valenzuela, recibió un comunicado radial, en que se les informó que en el sector de Ercilla habían robado tres vehículos, los que se trasladaban al interior de la comunidad Temucuicui. Señalaron que personal de la sección aeropolicial les avisó que alcanzaron a ver los autos escondidos entre la vegetación. Así, “ante tal situación, el personal procede a desembarcar desde el vehículo blindado para internarse en la vegetación”.

Luego, dijeron en la declaración, “se escucha vía radial por parte del personal aerotransportado que mantenía a la vista los vehículos encargados por robo” y que “al menos tres individuos con vestimentas oscuras habían descendido de los autos, internándose uno en el bosque y otros dos caminaban por el camino, los que habían abordado un tractor azul”.

Según los carabineros, en ese momento “este personal es atacado con armas de fuego provenientes del costado izquierdo (…) Se sentía pasar cerca de nuestros cuerpos”. Indicaron que “ante esta situación se hace uso de las armas de fuego, efectuando disparos disuasivos y controlados a lugares seguros con la intención de emplear el sonido acústico para que los antisociales cesen el fuego”.

Luego, declararon, vieron el tractor “con las características señaladas por el personal aeropolicial”, y que los conductores de esta máquina “al ver nuestra presencia (…) viran para retornar por la misma ruta”. Señalaron que ahí les perdieron el rastro y que luego los volvieron a encontrar “a un costado izquierdo del camino”. De acuerdo al relato, los policías indicaron que después vieron a uno de los jóvenes escaparse del lugar y que a las 17.03 el sargento Ávila “lo reduce”. Se trataba de M.A.P.C. (15), a quien entregaron al personal de Fuerzas Especiales “para continuar con el aseguramiento del sector”.

Acto seguido, señalaron, “se percataron que el conductor del tractor, Camilo Catrillanca (…), mantenía una herida en el cuero cabelludo en la cual inmediatamente llega persona de FF.EE. para prestar primeros auxilios”. Esta declaración fue utilizada por el Ministerio Público en la formalización de M.A.P.C., a quien se le levantaron cargos por el delito de receptación de los vehículos robados.

Este testimonio se contradice con lo señalado por M.A.P.C., quien dijo que los policías les dispararon directamente. “Cuando dimos la vuelta el tractor avanzamos hacia delante y Carabineros dispara: estábamos de espalda. Había uno de ellos con cámara. Él fue el que disparó”, dijo.

Policías imputados

Los cuatro funcionarios de Carabineros involucrados en el procedimiento que culminó con la muerte de Catrillanca están en calidad de imputados. De acuerdo a fuentes de la investigación, junto a los cuatro uniformados, el Ministerio Público evalúa también imputar al quinto efectivo presente en el lugar, aunque según las pruebas obtenidas por el fiscal Roberto Garrido hasta el momento, este no habría descendido del carro policial.

La Fiscalía de La Araucanía investiga a estos policías dos hechos: por su eventual responsabilidad en la muerte de Catrillanca, y por una presunta obstrucción a la investigación, ya que todos declararon que no portaban cámaras GoPro cuando ocurrió el operativo. Sin embargo, las pesquisas arrojaron que uno de los efectivos sí andaba con este sistema de grabación.

Para decidir una eventual formalización, Garrido está a la espera del resultado de las pericias balísticas que desarrolla la PDI, las cuales consisten en el análisis de las armas de los carabineros, de las balas y casquillos encontrados en el lugar, así como del extracto de bala que se pudo recuperar desde el cuerpo de la víctima.

A estas pericias, realizadas entre jueves y viernes de la semana pasada, hoy se les sumó la declaración de M.A.P.C., quien acompañaba a Catrillanca al momento de recibir el impacto de bala. El joven declaró en calidad de testigo por cerca de una hora ante el fiscal Garrido y un psicólogo de la Unidad de Víctimas de la Fiscalía de La Araucanía.

“Es un testimonio importante, dado que se trata de un testigo presencial de los hechos. El joven entrega bastantes detalles”, señaló Garrido.
Tras prestar declaración en la casa de Catrillanca, el persecutor se trasladó junto al menor hasta el sitio del suceso para concretar la reconstitución de los hechos de acuerdo a la versión del testigo.

Seguir leyendo