Los “miguelitos” que inhabilitaron un carro lanzagua

Los “miguelitos” recogidos por personal policial de la Séptima Comisaría de Viña del Mar.

El domingo atacaron blindados en Viña del Mar. Carabineros continúa con una flota limitada.




De fabricación artesanal, viejos, de delincuencia común y clásicos. Así catalogan en Carabineros los llamados “miguelitos”, fierros en forma de púa utilizados por bandas criminales para arrancar de las policías y evitar una persecución. Estos elementos, sin embargo, no están en retirada.

Así lo comprobaron este domingo en la policía uniformada cuando un ataque con “miguelitos XL”, de un tamaño mucho mayor a los tradicionales, sacaron de circulación a tres carros lanzaguas de Carabineros en Viña del Mar.

El ataque se registró en las inmediaciones de la Séptima Comisaría de Viña del Mar y, según Interior, dejó totalmente inhabilitado uno de los cuatro carros lanzaguas que estaban operativos ese día para enfrentar los desmanes por el Festival.

La merma de carros lanzaguas ha sido un problema desde que estalló la crisis. Carabineros cuenta con una flota antigua, con vehículos blindados de los años 70 y 80. Según fuentes policiales, Carabineros tiene 30 vehículos blindados: 12 lanzaguas y 18 lanzagases. Sin embargo, de estos, solo 16 carros están operativos, aunque en Santiago, por ejemplo, solo dos están en un 100% de condiciones.

Las autoridades explicaron que al menos dos carros siempre tienen que salir a funciones de orden. Ello, pues si uno es atacado con molotov, el otro cumple labores de reacción, como tratar de apagar el fuego.

Es por eso que la policía comenzó en enero a buscar fórmulas para renovar su flota o bien comprar carros desde el extranjero. Este proceso aún está en curso, pues se están haciendo las consultas de costos y fabricación a Austria, Brasil, Israel y Estados Unidos.

De todas maneras, para la próxima semana se espera que los carros dañados estén en condiciones para atender labores de orden público, una vez que salgan desde los talleres de reparación.

Además, Carabineros ya cuenta con nuevos elementos de disuasión, como el cambio de la escopeta antidisturbios por una que tiene proyectiles de goma, similares a los que usa la PDI.


Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.