Ministro de Educación responde a organizaciones que rechazan el retorno a clases presenciales: “Ese reclamo que están haciendo es de un reduccionismo que no tiene ningún sentido”

Raúl Figueroa

El ministro Raúl Figueroa manifestó, igualmente, que sería una “aberración” impedir el retorno a clases presenciales a quienes quieran hacerlo si se dan las condiciones sanitarias




El ministro de Educación, Raúl Figueroa, respondió a las críticas de agrupaciones que rechazan el retorno a clases presenciales por no existir las condiciones sanitarias. Ayer, de hecho, organizaciones pertenecientes a la Secretaría de Educación de la CUT anunciaron que interpondrán un recurso de protección en contra del secretario de Estado.

Lo que se exige es la formación de una mesa de trabajo en la que participen autoridades educacionales y sanitarias de las comunas -señala una publicación de Radio Universidad de Chile- junto a otros actores para evaluar medidas y el comportamiento de la pandemia a nivel local para, a partir de eso, tomar decisiones conjuntas.

En una declaración ayer, dirigentes manifestaron que “no somos las guarderías de los empresarios. Los colegios y jardines infantiles no pueden estar a disposición del mundo del mercado, sino al revés, ese mundo debe estar a disposición de los niños que son la primera prioridad y requieren la protección del Estado. En este momento lo que nosotros exigimos es que se desista de la apertura presencial a los colegios y que el Gobierno se haga cargo del derecho a la vida de miles de niños de este país”.

Ante eso, el ministro Figueroa señaló en conversación con Tele13 Radio que “ese reclamo que están haciendo es de un reduccionismo que no tiene ningún sentido. Me llama la atención que despejándose la variable de seguridad, exista aún resistencia a que con gradualidad y en forma voluntaria, se puedan generar esos espacios”.

Además, indicó que los dichos de las agrupaciones están “ajena a las necesidades del sistema educativo, a las necesidades del país y de los alumnos. Los efectos de la pandemia en el sistema educativo van a ser muy fuertes en la pérdida del aprendizaje, deserción escolar y en el desarrollo más integral de los alumnos. Si bien se están haciendo los esfuerzos necesarios para acompañar en el proceso de educación a distancia, existe un consenso absoluto que en materia escolar las clases presenciales son irremplazables. Bajo ese punto de vista, en la medida que se vayan dando las condiciones sanitarias, es importante que eso vaya ocurriendo”.

“Yo nunca he dicho que los establecimientos tienen que ser guarderías. De hecho, existen algunos alcaldes que han abierto algunos establecimiento precisamente bajo esa lógica, pero esa autorización ni siquiera pasa por el Ministerio de Educación. Pretender poner como argumento que aquí lo que se está haciendo es apuntar a que donde se puedan abrir los colegios, con una mirada de apoyar al sector empresarial, es desconocer la realidad”, agregó.

Figueroa enfatizó, igualmente, en que las autoridades hacen una revisión “muy seria” de la situación de los establecimientos que han solicitado el retorno, para verificar que se cumplan los protocolos sanitarios y las adecuaciones que permitan el funcionamiento: “Cumpliéndose todo ese proceso, obviamente que las autorizaciones se van a entregar, así como no cumpliéndose se rechazan”.

“Yo entiendo que existe mucho temor en la ciudadanía y que haya apoderados que, al alero de ese temor, puedan tomar la decisión de no enviar a sus hijos, pero lo que no es razonable es que habiendo padres que necesitan enviar a sus hijos porque saben que esto les está significando un deterioro, existan otros que quieran negar esa posibilidad”, añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.