Misión Scicluna en Osorno: ¿Una visita pastoral o intervención?

bbc 13

Vocero del Vaticano anunció el viaje. La Conferencia Episcopal de Chile no tiene más detalles sobre la fecha, duración ni objetivos. Canonistas analizan el escenario.




Pasadas las 7 horas de este jueves, en Chile, el Vaticano anunció una nueva misión eclesiástica. Mediante una declaración del director de la Oficina de Prensa, Greg Burke, se informó que "con el fin de avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos, en los próximos días partirán de nuevo a Chile S.E. Charles Scicluna y mons. Jordi Bertomeu, esta vez en misión a la diócesis de Osorno, de acuerdo con el Papa Francisco".

En el mismo y escueto documento, Burke reiteró que "este próximo fin de semana (desde el sábado), tal y como estaba previsto, el Santo Padre hospedará en la Casa Santa Marta a un grupo de sacerdotes chilenos", añadiendo que "mientras tanto, el Papa hará llegar al presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (Cech) una carta redactada personalmente y dirigida a todo el pueblo de Dios".

Los sacerdotes mencionados viajaron este jueves y la carta pontificia fue difundida al mediodía. Pero la visita de Scicluna, su fecha y cronograma continúan siendo un enigma. ¿Es directamente una intervención a Osorno?

El obispo auxiliar de Santiago y secretario general del Episcopado, Fernando Ramos, sostuvo que "el comunicado no especifica con claridad cuál es su misión. Nosotros pensamos que probablemente vengan a establecer un diálogo con toda la representación de la Iglesia de Osorno (...). Es, probablemente, una invitación para entrar en una dinámica de comunión para seguir adelante. No tenemos más antecedentes de esta visita, pero creemos que será en un futuro próximo".

El prelado indicó que "tanto la carta como la visita a Osorno eran un tema que conversamos con el Santo Padre en la visita reciente. Ahora, el cuándo no lo sabíamos, pero sí teníamos antecedentes de que probablemente era monseñor Scicluna, acompañado por monseñor Bertomeu".

La anterior visita de Scicluna se produjo a mediados de febrero pasado y dio origen al informe de 2.300 páginas. A partir de ese documento, el Papa, en su reunión con los obispos chilenos, cuestionó duramente el actuar de los prelados, entre otras cosas, por el mal manejo de las denuncias y casos de abusos.

Esta visita fue antecedida de una comunicación a la Cech bajo embargo. Esta vez, no está claro que así haya ocurrido, aunque una fuente de la Iglesia señaló a La Tercera que "este tema de Chile está siendo manejado personalmente por el Papa. Nadie más que él, y un equipo asesor inmediato, sabe los pasos. Probablemente, la secretaría de Estado del Vaticano tampoco, como la nunciatura o el episcopado. No hay que extrañarse de eso".

En relación al obispo de Osorno, Juan Barros, nadie sabe dónde está, pero envió un comunicado de prensa.

"En este día que celebramos la Visitación de la Virgen María, hemos recibido la noticia de que en los próximos días, de acuerdo con el Papa Francisco, vendrán en misión a la diócesis de Osorno S.E. Charles Scicluna y mons. Jordi Bertomeu. Manifestamos nuestra gratitud al Santo Padre por su preocupación y deseos de bien para todos, rezamos a Dios especialmente y nos disponemos a colaborar para los buenos frutos de este generoso esfuerzo", dijo.

Misión y administrador

La especialista en temas canónicos Anastasía Assimakópulos, académica de la U. los Andes, opinó que según la declaración de prensa, Scicluna y Bertomeu "vienen a una misión especial a Osorno. Es decir, de modo semejante a la primera vez. En términos jurídicos, vienen con potestad delegada del romano Pontífice, quien por su potestad de gobierno de la Iglesia Católica puede inspeccionar la situación de una diócesis. Si fuera una intervención y que monseñor Scicluna gobernará la diócesis en vez del obispo, lo diría expresamente". Para ese tipo de casos, probablemente se habría hablado de un visitador o administrador apostólico.

Añadió que "esta comisión actúa por mandato del Papa. No requiere ser aceptada su presencia en la diócesis. La recibirá el obispo. Si no está, los recibirá el vicario general de la diócesis". Actualmente, ese cargo lo tiene el sacerdote Rudolf Bornschein.

El presbítero y experto canónico Francisco Walker subrayó que "no se habla de administrador apostólico, sino de una misión pastoral, que tiene que ver más bien con escuchar, acoger, acercarse al pueblo. Por ahora, no se puede decir mucho, pero también da la idea de la preocupación del Santo Padre por la diócesis".

Una visión más escéptica la aporta Juan Carlos Claret, vocero del grupo de laicos y laicas de Osorno. "Que venga esta misión es significativo, porque somos un lugar muy abandonado, incluso por el Papa. Pero no sabemos a qué vienen, ya hemos dado toda la información. Esperamos que este nuevo viaje sea una ayuda, pero no que se dilaten más las decisiones".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.