Movilh e Iguales rechazan modificación a Plan Nacional de DD.HH. y dicen que gobierno ha incumplido obligación internacional sobre matrimonio igualitario 

Ministerio-de-Justicia61

Frontis del Ministerio de Justicia, ubicado en el centro de Santiago.

Ambas organizaciones criticaron que el gobierno haya decidido dejar de "promover" el matrimonio igualitario para, en cambio, realizar solo un "monitoreo" del proyecto que se encuentra en el Parlamento. Por este motivo, el Movilh aseguró que acudirán a la Contraloría.


Como "inaceptable" calificaron desde el Movilh y la Fundación Iguales las modificaciones que el gobierno hará al Plan Nacional de Derechos Humanos y que, entre otras cosas, incluye dejar de promover el matrimonio igualitario.

De acuerdo a información consignada por El Mercurio, en una reunión de ayer en el Ministerio de Justicia, se zanjó la que sería la propuesta definitiva del Ejecutivo sobre la materia. De las 634 acciones que planteó la administración de Michelle Bachelet, quedaron 602, donde, de ellas eliminaron dos y 30 se fusionaron. Además, 515 se reformularon y a 449 de ellas se le hicieron cambios de forma y a 66 de fondo.

Uno de los temas "sensibles" que sufrió modificaciones fue el proyecto de matrimonio igualitario que en agosto del año pasado presentó la ex Mandataria. La iniciativa decía que se "promovería" el tema, pero este gobierno incluyó en su plan "monitorear" o "hacer seguimiento" de la legislación en el caso de que su tramitación avance en el Parlamento. "Es de suficiente público conocimiento que esto (matrimonio igualitario) no está en el programa del gobierno del Presidente (Sebastián) Piñera", explicó la subsecretaria de DD.HH., Lorena Recabarren, en conversación con el mismo medio.

La determinación generó el rechazo de las organizaciones civiles. Juan Enrique Pi, presidente ejecutivo de Iguales, manifestó que esto ocurre ya que el gobierno "tiene la firme convicción que se debe discriminar a las familias según su composición". Pero además, agregó que se "ha vaciado de contenido una obligación internacional del Estado, y ha definido que prima su ideología por sobre los Derechos Humanos de la ciudadanía".

"Las decisiones de Lorena Recabarren a la cabeza de la Subsecretaría de Derechos Humanos son impresentables: primero, defiende que no se cumplan las obligaciones internacionales suscritas en acuerdos de solución amistosa, y ahora defiende la modificación del Plan Nacional según la ideología del gobierno de turno. Los Derechos Humanos no pueden ser selectivos. La subsecretaria ha vaciado de contenido una obligación del Estado de Chile con uno de los grupos más discriminados del país", agregó.

Por su parte, Oscar Rementería, vocero del Movilh, señaló que los cambios al Plan Nacional de DD.HH. fueron hechos "de manera arbitraria" y "antojadiza".

"Se trata de una situación gravísima, por distintas razones. En primer lugar porque el compromiso de impulsar el matrimonio igualitario fue asumido por Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de un Acuerdo de Solución Amistosa que la propia Contraloría General de la República declaró legal y vinculante. Sin ir más lejos, fue en virtud de este acuerdo que el Plan Nacional de DDHH comprometía la promoción del matrimonio igualitario", dijo.

Por este motivo, anunció que recurrirán a la Contraloría General de la República para que analice las modificaciones.

Comenta