Narcotest: uno de cada cinco conductores fiscalizados arrojó consumo de drogas

narcotest

El narcotest es aplicado por Carabineros y Senda, en especial los fines de semana.

En tres meses, tras el debut del dispositivo, se efectuaron 1.008 controles. Un total de 228 personas mostró resultado positivo. Los estupefacientes más frecuentes fueron marihuana y cocaína. En varios casos se detectó uso de más de una sustancia.




Como "preocupantes" calificó el gobierno los resultados del balance de los tres primeros meses de aplicación del narcotest a conductores, por parte del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda). Un 22,6% de las personas sometidas a este control dio positivo al consumo de algún tipo de droga, como marihuana, cocaína, anfetaminas y opiáceos, entre otras. El uso de estas sustancias provoca alteraciones en la conducción que inciden en el aumento del riesgo de sufrir accidentes de tránsito.

El balance oficial muestra que entre el 18 de abril pasado y ayer, Senda y Carabineros efectuaron 1.008 fiscalizaciones de este tipo en distintas regiones del país. En total, 228 personas mostraron resultado positivo al consumo, y el resto dio negativo.

El balance indica que 184 automovilistas marcaron presencia de THC (componente sicoactivo de la marihuana) y 85 registraron cocaína en la prueba. En varios casos, a las personas se les detectó más de una droga.

Carlos Charme, director del Senda, explicó que los datos van en la línea de un estudio realizado por Senda en 2016 a la población general, en el que un porcentaje de las personas consultadas declaró que había manejado bajo los efectos de alguna droga durante el último año (13,5% mencionó el alcohol y 3,5% la marihuana).

"Vamos a seguir aplicando narcotests, con el fin de que se produzca un progresivo cambio cultural. Los conductores deben saber que tienen una alta posibilidad de que sean fiscalizados", advirtió Charme.

El profesional comparó esta situación con lo ocurrido con el alcotest y aseguró que con el tiempo se ha observado un descenso en la cantidad de personas que dan positivo en la prueba, las que llegaron a 1,2% del total de controlados el primer semestre de este año.

Carolina Figueroa, presidenta de la Fundación Emilio, apuntó que los datos revelan que "el consumo (de drogas) es altísimo en el país, lo que es muy negativo". Al mismo tiempo, consideró que el gobierno realiza una baja cantidad de controles "respecto de la población que existe en Chile y al extenso parque automotor del país", que llega a 5,4 millones de vehículos.

En total, hay 17 equipos para aplicar el narcotest en 16 regiones: es decir, existe uno por región, lo que es considerado por la Fundación Emilia como "insuficiente".

Alberto Escobar, gerente de estudios del Automóvil Club de Chile, señaló que entre los conductores está presente la sensación de que "hay pocas posibilidades de que sean fiscalizados, por lo que continúan consumiendo sin preocupación".

El directivo recomendó fortalecer las campañas de prevención. "Se debe reforzar el mensaje de que conducir con drogas puede tener consecuencias fatales", afirmó.

Efectos

José Miguel Bernucci, médico especialista en Salud Pública y secretario nacional del Colegio Médico, explicó que conducir bajo los efectos de la marihuana genera "una disminución de la concentración y de los reflejos", y recordó que la segunda causa de los accidentes de tránsito que tienen como resultado personas fallecidas tiene que ver con el consumo de cannabis, mientras la primera sigue siendo la ingestión de alcohol.

Luis Stuven, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), sostuvo que la aplicación de narcotests constituye " una medida muy potente, pues a la larga ayudará a la reducción de los decesos ocasionados por accidentes de tránsito".

(Para agrandar imagen, hacer click sobre ella.)

Comenta